Enero 26, 2022

Noticias

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Mujer de Uganda cargando a su hijo en la espalda
Mujer ugandesa cargando a su hijo - Imagen ilustrativa.

Por entregar su vida a Cristo, una madre y sus hijos, de 3 y 8 años, fueron ahorcados por su esposo musulmán, después que la mujer asistió a un culto en una iglesia en Uganda.

Un vecino de la familia encontró a la cristiana Shamira Nakato, de 27 años, y sus dos hijos sin vida en su casa en la aldea de Bwetyaba, distrito de Kayunga. 

Un vecino había invitado a Shamira a un servicio de su iglesia mientras su esposo, Hamidu Kasimbi, estaba fuera en un viaje de dos días. La joven aceptó la invitación y asistió al culto con sus hijos, según informó el pastor local de la iglesia, no identificado por razones de seguridad.

Al final de la celebración del servicio, el líder habló con Shamira y oró por ella y los niños. Al día siguiente asistieron nuevamente al servicio dominical y la madre y el hijo mayor entregaron sus vidas a Jesús.

“Shamira me dijo que tenía una profunda convicción de abrazar a Cristo después de la oración del día de Navidad. Luego oré por ella y la invité a un día especial de oración el lunes 27 de diciembre”, informó el pastor.

Arrastrado fuera de la iglesia

Mientras Shamira y sus hijos asistían a este servicio de oración, su esposo Hamidu llegó a casa antes de lo esperado y se enteró por un vecino musulmán que su esposa e hijos habían estado asistiendo a la iglesia durante los últimos días.

Según los residentes de la región, El hombre mloesto salió de la casa y se dirigió a la iglesia. “Cuando entró en la iglesia, su esposa e hijos estaban sentados en la parte de atrás. La sacó de la iglesia a la fuerza, y a unos 100 metros, uno de los fieles vio golpear a su esposa”.

Alrededor del mediodía se escucharon gritos provenientes de la casa familiar. A las 16.00 horas, un vecino vio a dos hombres musulmanes montando una estructura de madera en el patio de la residencia. El mismo día, por la noche, un residente escuchó más gritos en la casa de Hamidu.

A la mañana siguiente, el vecino fue a la casa de la familia a pedir una herramienta para cortar madera, pero nadie respondió. Con la puerta abierta, entró en la residencia y encontró a Shamira y sus hijos colgados de la estructura de madera que había visto el día anterior.

“Hice una gran alarma que atrajo a los vecinos, incluido el presidente del Consejo Local, corriendo al lugar. Posteriormente llegó la policía y los tres cuerpos fueron trasladados para la autopsia”, dijo el vecino.

El presidente del consejo local, Fred Sekatonya, dijo que Shamira sufrió lesiones en la cabeza y el cuello. Hamidu está prófugo y es buscado por las agencias de seguridad. 

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Reclusos cantando alabanzas en prisión de Florida

Unos 300 reclusos asistieron al servicio en una prisión de máxima seguridad de Florida, y muchos aceptaron a Jesús como su Salvador. "Dios se está moviendo en esta prisión", testificó el pastor que promueve el evangelismo en la cárcel.

Un video publicado por el ministerio carcelario God Behind Bars, un ministerio de evangelismo en prisiones, muestra el momento en que 260 reclusos alaban a Dios con el himno “ÉL me ama” en la Prisión de Máxima Seguridad de Florida en Estados Unidos.

El hecho tuvo lugar en uno de los servicios que promueve el ministerio en el penal. Contó con la presencia del grupo cristiano Maverick City. En el video se puede ver a la cantidad de presos con las manos levantadas, declarando en voz alta el amor de Dios.

En una publicación, el ministerio informó: “El sonido sacudió el suelo en toda la prisión. Doscientos sesenta reclusos adoraron tan fuerte que los otros 1.600 reclusos que no asistieron al culto pudieron escuchar las palabras "Dios te ama".

Según el ministerio, 300 reclusos asistieron al servicio en ese momento y cientos ya aceptaron a Jesús como su Salvador. “Dios se está moviendo en esta prisión de Florida”, escribieron.


Desde 2009, God Behind Bars ha servido en prisiones estadounidenses, atendiendo las necesidades físicas, espirituales y relacionados con los reclusos y sus familias. Con el apoyo de las iglesias locales y otras organizaciones cristianas, el ministerio promueve el culto y el discipulado en prisión, cosechando muchas conversiones y testimonios de transformación.

Además, la organización ofrece programas de recuperación familiar y recuperación de adicciones. Y después de la liberación de la prisión, God Behind Bars ayuda a los ex-prisioneros en el proceso de reintegrarse a la sociedad, ayudándolos a encontrar oportunidades de empleo, vivienda y educación. 

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Ángeles durante bautismo en río de Honduras

Congregantes de una iglesia evangélica aseguran que aparecieron dos ángeles mientras se realizaba un bautismo en un río de Honduras, según se puede apreciar en un video que captó las escenas del hecho.

El suceso tuvo lugar en el río Telica, municipio de Juticalpa, del departamento de Olancho, cuando el pastor y otra persona sumergen al agua a uno de los fieles, mientras los otros miembros de la congregación presencian el acto desde la ribera del río.

Durante la ceremonia de bautismo, los fieles comenzaron a cantar alabanzas a Dios, pero al poco tiempo de entonar los cánticos, observaron unas extrañas iluminaciones que los dejaron sorprendidos.

“Como que se miran unas alas”, “mire el Espíritu Santo, ay santo, aleluya”, gritaron emocionados los presentes al ver lo que aseguran eran dos ángeles.


El vídeo ha causado todo tipo de comentarios en las redes sociales, unas personas que aseguran que eran ángeles reales los que aparecieron, mientras que otras señalan que era el reflejo de los feligreses que practicaban el bautismo.

“Yo pienso que es el reflejo del agua, si se fijan son los mismos movimientos y la que está grabando se mueve mucho, se emocionó mucho”, comentó un usuario de las redes sociales. ¿Qué opina?

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Hombre sobrevive al Covid-19

Un hombre, hijo de un pastor que estaba alejado de Dios, tenía solo 2% de probabilidades de sobrevivir, pero se recuperó milagrosamente tras una cadena de oración. "Agradezco a Dios todos los días por darme una segunda oportunidad y salvar mi vida", dijo.

Elias Vásquez, un entrenador de béisbol de Texas, Estados Unidos, recibió de Dios una segunda oportunidad y está experimentando un nuevo comienzo en su vida.

El año pasado, Elías se contagió de Covid-19 y estuvo hospitalizado. Su salud se deterioró y el equipo médico le informó que entraría en coma inducido para ser intubado. El hombre, hijo de un pastor , había crecido en la iglesia, pero estaba lejos de los caminos del Señor. 

Entonces, antes de ser entubado, pidió aceptar a Jesús. "Recuerdo que le pedí a mi papá que me recitara Juan 3:16", dijo Vásquez al canal de televisión Kris 6 News. "Crecí en la iglesia, pero sé que a veces vivimos vidas diferentes y solo quería confesar con mi boca por última vez que Jesús es mi Salvador".

Con solo  2% de posibilidades de sobrevivir, Elias pasó dos meses en el hospital, gran parte de ese tiempo en coma. El entrenador estuvo rodeado de oración y terminó siendo sanado por Dios. “Fue bastante aterrador, pero Dios es grande y hace milagros todo el tiempo. Soy un milagro andante”.

Completamente recuperado, Elías está agradecido por las oraciones y por la segunda oportunidad de recibir a Jesús y vivir un poco más. "La oración es increíblemente poderosa. Estas oraciones ayudaron a salvar mi vida", testificó. 

Doy gracias a Dios todos los días por darme una segunda oportunidad y salvarme la vida. Fue nada menos que un milagro”, declaró.

Hoy, de vuelta en su trabajo, enseñando béisbol, Elías dice que está experimentando un nuevo comienzo. “Mi perspectiva de la vida ha cambiado”, dijo. "Amo a mis jugadores, son como los hijos que nunca tuve. Les digo que valoren la vida, porque no tenemos otro día garantizado. Debemos recordar que todos los días Dios nos da una bendición y debemos vivir la vida como si no estuviéramos aquí mañana", concluyó.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
image

Una mujer nigeriana sufrió violencia extrema de radicales islamistas; su esposo fue asesinado, sus hijos estuvieron cerca de perder la vida, pero ella respondió a la persecución con fe: “Todo lo que me pasó, me acercó más a Dios”.

La mujer cristiana, a quien llamaremos Amina, vive en Maiduguri, Nigeria, la ciudad donde nació el grupo radical Boko Haram en 2002. Desde entonces, los habitantes de la ciudad y sus alrededores han sufrido el terror sembrado por el grupo islámico.

Amina y su familia tienen cicatrices literales y figurativas de los violentos ataques que han sufrido los cristianos en Nigeria, en una persecución cruel e implacable contra el pueblo de Dios.

Amina, su esposo Daniel y sus cinco hijos eran miembros activos de la iglesia del pueblo. La noche del 2 de octubre de 2012, la familia se encontraba en su casa viendo la televisión, cuando de repente tocaron la puerta de la residencia.

Vieron a hombres armados invadir su casa, gritando órdenes a la familia. “A los niños les dijeron que se acostaran en el piso y vi que metían a mi esposo adentro. Le preguntaron a Daniel: '¿Dónde están las llaves de tu auto? ¿Dónde están tus documentos? ¿Dónde está tu dinero? Se llevaron todo, todos nuestros documentos y nuestra ropa”, recuerda Amina. 

Entonces uno de los terroristas dijo: “Hoy es su día; el mañana no es tuyo”. Amina se dio cuenta con horror de que el grupo pretendía matar a su esposo: “Cuando escuché esto, comencé a orar”, informó.

Los terroristas llevaron a Daniel y sus hijos al patio de la casa y empezaron a exigirles que renunciaran a Jesús. “Los atacantes dijeron: 'Si no vas a renunciar a Cristo, te vamos a matar hoy'”.

El esposo y los hijos se negaron a negar a Jesús. Daniel fue asesinado por los criminales mientras hacía su última oración al Señor. Amina vio cómo los radicales trataron de hacer lo mismo a sus hijos, mientras huían.

Amina gritó pidiendo ayuda, muchos vecinos ya habían huido, pero una mujer acudió en su ayuda y llamó a la policía. Los niños heridos sobrevivieron milagrosamente después de ser admitidos en el hospital durante un mes.

Cinco años después del ataque a su familia, Amina volvió a experimentar la violencia extrema de los intolerantes. El 20 de junio de 2017, ella y otras 15 personas (10 hombres y 5 mujeres) viajaban a un funeral. “Estábamos hablando dentro de la camioneta. Luego escuchamos disparos”, recuerda Amina. 

Era Boko Haram otra vez. “Empezaron a dispararle al auto. Todos tirados en el suelo de la furgoneta. Solo dije: '¡Jesús, Jesús, Jesús, ten piedad de mí! Señor, si muero hoy, ¿qué pasará con mis hijos huérfanos? Me prometiste que me quedaría con los niños y que sé por qué no morí antes, ¿por qué ahora? Así que simplemente dije: 'Señor, hágase tu voluntad'”, contó Amina.

La mujer recuerda que estaba en silencio, orando el Salmo 118:17: “No moriré, sino que viviré para anunciar la obra del Señor”.

Los militantes de Boko Haram mataron al conductor y a todos los demás hombres en la camioneta. Amina sufrió tres heridas de bala. “Después de eso, mi mente se aceleró, como si estuviera muerta”, dice ella.

Cuando Amina recuperó el conocimiento, se encontró en el denso Bosque Sambisa, un conocido bastión de Boko Haram. El grupo terrorista está tan arraigado en la región que pudo someterse a una cirugía para extraerle las balas. 

Más tarde supo que algunas de las mujeres que viajaban con ella en la camioneta también habían sido secuestradas. Durante las siguientes cinco semanas en cautiverio, las mujeres oraron y ayunaron.

Los hombres de Boko Haram los desafiaron a renunciar a su fe en Jesús. “Solían enviar a su imán (maestro musulmán) para que viniera y nos predicara, y después de la predicación preguntaban: '¿Quién de ustedes quiere renunciar a Cristo por la libertad?'”, recuerda Amina.

Llenas de coraje, las mujeres se negaron a renunciar al evangelio. “Por Su gracia, todos unimos nuestros corazones y dijimos, 'No denunciemos a Cristo. Para nosotros el vivir es Cristo, pero el morir es ganancia'”.

Después de negociaciones con el gobierno, las mujeres fueron liberadas. “La gente me recibió [en casa] y estaba muy emocionada. Entré en una habitación, me arrodillé y oré antes de irme y solo estaba agradeciendo a la gente. Empecé a cantar:  Por tu gracia estoy viva / Por eso estoy cantando / Jehová me salvó la vida”, testifica Amina.

Ahora solo me enfoco en Dios y mis hijos. Todas estas cosas que me han pasado hacen que me acerque cada vez más a Él”, dice Amina, quien pide a los cristianos de todo el mundo que oren por los cristianos de su país y por el fin de la amenaza de Boko Haram en Nigeria.

Leer más

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243