Enero 26, 2022

Noticias

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Crecimiento de evangélicos en Albania

Después de 40 años de ateísmo estatal durante el régimen comunista, cuando el Evangelio fue prohibido y las Biblias necesitaban ser introducidas de contrabando por el mar, hoy el país tiene unos 17,000 evangélicos.

En la década de 1980, Albania estaba siendo devastada por el comunismo, ubicándose como el tercer país más pobre del mundo. Los albaneses sufrieron escasez de alimentos básicos como leche y pan, electricidad y medicinas. 

Tener una religión estaba prohibido y poseer una Biblia podía conducir a cinco años de prisión. El gobierno adoctrinó a la población a través de la televisión estatal y el país se ubicó entre los tres países más cerrados del mundo, junto con Corea del Norte y Mongolia.  

Según The Gospel Coalition, el gobierno dictatorial de Enver Hoxha tomó el poder después de la Segunda Guerra Mundial y en 1967 declaró a Albania el primer estado ateo del mundo. Antes del comunismo, el país estaba formado por una mayoría musulmana, seguida por los ortodoxos griegos y los católicos romanos.

En ese momento, había una pequeña comunidad evangélica con unos 100 cristianos, la mayoría de los cuales participaban en una misión bautista en la ciudad de Korce. Pero con la llegada del gobierno comunista de Hoxha, todos los misioneros estadounidenses fueron expulsados ​​del país. Durante los siguientes 50 años, no se permitió la entrada de misioneros extranjeros en Albania.

El gobierno comenzó a perseguir a los líderes religiosos y cientos fueron torturados, encarcelados durante décadas y obligados a trabajar en minas y alcantarillas. Cuatro sacerdotes franciscanos fueron quemados vivos por verdugos comunistas. Las iglesias y mezquitas se convirtieron en fábricas.

Con las fronteras cerradas, nadie podía entrar en Albania para predicar el Evangelio. Así que las organizaciones comenzaron a contrabandear Biblias como podían

Después de la Segunda Guerra Mundial, algunos soldados estadounidenses sobrevolaron el país y lanzaron Biblias en paracaídas. En 1985, un barco de la Operación Movilización, una organización misionera, ancló lo más cerca que pudo de la costa albanesa, pero permaneció en aguas internacionales.

Luego, la tripulación arrojó copias del Evangelio de Marcos, traducidas al albanés, por la borda en grandes bolsas de plástico herméticas, que se llenaron de aire para que flotaran en el agua. Con la marea, las Biblias llegaron a la orilla. 

En 1991, las fronteras de Albania finalmente se abrieron con el fin del régimen comunista y las organizaciones cristianas pudieron enviar misioneros nuevamente. Don Mansfield, un misionero de Campus Crusade for Christ, dijo que antes de llegar al país, el número de cristianos era de 16 personas aproximadamente.

Los primeros misioneros que llegaron a Albania, después del fin del comunismo, se encontraron con una gran hambre de Jesús, con muchos albaneses sedientos de escuchar el Evangelio.

Dom recuerda haber conocido a tres jóvenes en la playa en su primer viaje que le preguntaron si podía hablar de Jesús. “Hace cinco minutos, estábamos hablando y dijimos: 'Tenemos que encontrar a alguien que nos hable de Jesús'”, dijo Leonard, uno de los jóvenes.

El misionero Mansfield le preguntó cómo sabían, preguntar acerca de Jesús después de 40 años de ateísmo estatal. Leonard dijo que trabajaba para la guardia costera y un día encontró una bolsa con el Evangelio de Mateo en la playa.

De 16 a cientos de cristianos albaneses

Después de algunos meses de sembrar la semilla de la Palabra en el campo albanés, los misioneros contaban cientos de conversiones a Cristo. 

“Tuvimos lo que Jonathan Edwards llamaría una ventana de gracia. Durante unos cinco años, si simplemente predicaras el Evangelio, tendrías 300 personas en la iglesia el próximo domingo. La gente tenía mucha hambre y las iglesias crecían rápidamente”, recordó Albert Kona, un cristiano albanés que aceptó a Jesús en ese momento.

En tres décadas, casi todas las poblaciones ateas de Albania habían adoptado alguna religión. En 2018, los ateos se redujeron a menos del 1% en el país. Hoy, según el Proyecto Josué, hay aproximadamente 17.000 creyentes albaneses.

Aunque el número no representa el 1% de la población, la tasa de crecimiento evangélico en el país (4,6%) es casi el doble de la tasa del resto del mundo (2,6%).

“Aún somos pequeños y no somos significativos a los ojos de este mundo. Pero tenemos un gran Dios y lo adoramos. Sabemos que él edificará su Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”, dijo Andi Dina, líder de una iglesia local en Albania.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Biblia perdida del pastor Paul Daugherty

"¡Dios usó mi Biblia para salvar la vida de este hombre que ahora está salvo y trajo a toda su familia a la iglesia esta noche!", dijo el pastor, al testificar de cómo la palabra de Dios puede obrar en la vida de una persona.

Un hombre en los Estados Unidos aceptó a Jesús después de leer la Biblia de un pastor, que había estado perdida durante 15 años. Paul Daugherty, pastor de la iglesia Victory en Tulsa, compartió el testimonio en su cuenta de Facebook y lo describió como una "historia increíble".

Hace diez años, Clayton encontró la Biblia del pastor en un refugio y comenzó a leerla, observando las anotaciones en los márgenes del libro. A lo largo de los años, Clayton meditó en los garabatos junto a los versos y la Palabra la encontró en su corazón.

Recientemente, el hombre entregó su vida a Cristo y asistió a un servicio en la Iglesia Victoria. De pie con su Biblia encontrada en el refugio, Clayton notó un detalle que no había visto antes: en la portada estaba escrito que el libro pertenecía a un tal P. Daugherty.

Así que le mostró la Biblia al pastor Paul y le preguntó si sabía a quién pertenecía. El pastor pronto se dio cuenta de que era su propia Biblia perdida hace 15 años. Paul había usado esa copia cuando estaba en la escuela.

El pastor se asombró al comprender que había un propósito en perder su Biblia, ahora con las páginas desgastadas por haber sido leída muchas veces. 

“¡Dios usó mi viejo garabato desordenado en la Biblia para salvar la vida de este hombre que ahora es salvo, liberado y trajo a toda su familia a la iglesia esta noche! ¡La Palabra es viva y poderosa!”, escribió Paul en la publicación de Facebook.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Biblia perdida del pastor Paul Daugherty

"¡Dios usó mi Biblia para salvar la vida de este hombre que ahora está salvo y trajo a toda su familia a la iglesia esta noche!", dijo el pastor, al testificar de cómo la palabra de Dios puede obrar en la vida de una persona.

Un hombre en los Estados Unidos aceptó a Jesús después de leer la Biblia de un pastor, que había estado perdida durante 15 años. Paul Daugherty, pastor de la iglesia Victory en Tulsa, compartió el testimonio en su cuenta de Facebook y lo describió como una "historia increíble".

Hace diez años, Clayton encontró la Biblia del pastor en un refugio y comenzó a leerla, observando las anotaciones en los márgenes del libro. A lo largo de los años, Clayton meditó en los garabatos junto a los versículos y la Palabra entró en su corazón.

Recientemente, el hombre entregó su vida a Cristo y asistió a un servicio en la Iglesia Victory. De pie con su Biblia encontrada en el refugio, Clayton notó un detalle que no había visto antes: en la portada estaba escrito que el libro pertenecía a un tal P. Daugherty.

Así que le mostró la Biblia al pastor Paul y le preguntó si sabía a quién pertenecía. El pastor pronto se dio cuenta de que era su propia Biblia perdida hace 15 años. Paul había usado esa copia cuando estaba en la escuela.

El pastor se asombró al comprender que había un propósito en perder su Biblia, ahora con las páginas desgastadas por haber sido leída muchas veces. 

“¡Dios usó mi viejo garabato desordenado en la Biblia para salvar la vida de este hombre que ahora es salvo y libre. Trajo a toda su familia a la iglesia esta noche! ¡La Palabra es viva y poderosa!”, escribió Paul en la publicación de Facebook.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Testimonio de conversión de judío ortodoxo Neriyah Arabov.

Un judío ortodoxo conoció al verdadero Mesías al leer la Biblia y entregó su vida a Cristo, reconociéndolo como su Señor y Salvador.

Creció en la antigua Unión Soviética, pero cuando tenía 17 años, huyó de Uzbekistán con su familia judía del régimen comunista que se desmoronaba en ese momento y emigró a Israel.

"Cuando vine por primera vez a Israel, me enamoré del país", dice Neriyah Arabov. "Lo primero que me tocó el corazón fue el increíble sentido de patriotismo en todas las personas que conocí", dijo en una entrevista para el proyecto Chosen People (Pueblo Elegido).

Al principio, no entendía por qué su familia se mudó a Israel. Pero a medida que el plan de Dios se desarrollaba en su vida, comenzó a ver este cambio como parte del propósito de Dios de "restaurar a Su pueblo".

Cuando Neriyah se unió a las Fuerzas de Defensa de Israel, su conexión con el pueblo judío se profundizó. Después de terminar su servicio militar y encontrar trabajo en el municipio de 'Tel Aviv' (la capital de Israel) conoció a un hombre ruso que compartió con él la 'sorprendente' noticia de que Jesús es el Mesías de Israel.

"Hasta ese momento de mi vida, me consideraba un judío ortodoxo", señala. "Pero tenía curiosidad de que él parecía saber más sobre la Biblia que yo. Yo era religioso. Me gustaría ir a la sinagoga. Llevaba una kipá, sabía todas las oraciones [judías], sin embargo, en mi corazón, todavía no creía que Dios existiera realmente".

"En nuestras conversaciones, sin embargo, me di cuenta de que realmente no conocía la Biblia. Empecé a leer más, para demostrarle a mi nuevo amigo que estaba equivocado acerca de Jesús".

Pero cuando Neriyah comenzó a leer la Biblia, sucedió algo inesperado. En el Libro de Isaías, capítulo 53, leyó algo que lo impactó profundamente. "Estaba claro para mí, los profetas estaban hablando de 'Yeshua', pero tenía miedo de admitirlo".

Neriyah pensó que si seguía a Jesús, sería rechazado por sus amigos judíos, tal como lo fue en la escuela donde crecí en Uzbekistán.

Pero cuanto más leía la Palabra de Dios, más disminuía su resistencia al evangelio. "Cuando leí la Biblia, mi corazón se derritió. Me di cuenta de que era un pecador, indigno de la gracia y la bondad de Dios, y que era yo quien estaba equivocado, no mi amigo".

Un día, mientras leía la Biblia, Neriyah le pidió a Dios que le mostrara la verdad sobre un asunto personal, que aún no había compartido con nadie.

Se sorprendió cuando Dios contestó su oración. Todavía resistente, pensó que esto podría ser una coincidencia.

¡Entonces Dios contestó una segunda oración y le reveló de nuevo la verdad sobre el asunto!

Caí de rodillas y oré directamente a Dios por primera vez en mi vida. Dije: 'Dios, perdóname por mi incredulidad. Quiero ser tuyo. Tú eres mi Dios'.

En ese momento, se rindió a Yeshua/Jesús como su Señor y Salvador y nació de nuevo.

Todavía albergaba cierta aprensión acerca de seguir a Jesús y si eso le traería sufrimiento con discriminación similar a la que experimentó en la Unión Soviética. Pero después de orar a Dios, confesando ese miedo, el miedo desapareció.

Poco tiempo después, se reunió con un rabino tradicional y compartió su testimonio. El rabino escuchó atentamente mientras Neriyah compartía de Isaías 53 y Daniel 9.

"El rabino no discutió conmigo. Solo me preguntó quién era yo, dónde vivía y quiénes eran mis parientes". Cuando Neriyah se fue, el rabino llamó a su familia para advertirles sobre las 'nuevas creencias' de Neriyah.

Pronto enfrentó el repudio de sus tíos y tías. "¿Cómo puedes hacer tal cosa?", preguntaron. "¿Por qué crees en Yeshua? ¿La sinagoga no es lo suficientemente buena para ti? ¿Qué estás buscando con los cristianos? Primero debes aprender sobre tu propia fe. ¿Por qué estás entrando en algo que no es el judaísmo?" .

"Todos los que me vieron dijeron: 'Ahí va ese tonto que cree en Yeshua'. Empecé a orar a Dios por la liberación de mi hogar y mi familia de esa confusión".

En 2012, Neriyah y su esposa comenzaron una nueva congregación en su vecindario en Israel. "Estamos sirviendo a nuestra comunidad de muchas maneras nuevas y maravillosas. Distribuimos alimentos a familias necesitadas. Realizamos recorridos gratuitos a lugares sagrados para predicar el Evangelio. Estamos cuidando a los sobrevivientes del Holocausto en nuestra ciudad. Vemos los frutos de el ministerio de Dios constantemente. No hace mucho bautizamos a siete personas y actualmente estoy discipulando a otras cuatro".

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Familia de cristianos en Nigeria son atacados por su fe en Jesús

Un hombre recibió un disparo en la cara por terroristas islamistas en Nigeria, al negarse a renunciar a su fe en Jesús; sorprendentemente el cristiano sobrevivió al ataque y alabó a Dios por el milagro de continuar con vida.

El cristiano Habila Adamu y su familia, se despertaron con el sonido de alguien golpeando la puerta principal de su sencilla casa en el norte de Nigeria. Los golpes en la puerta fueron seguidos por el sonido de hombres que gritaban a Habila que saliera con su familia. 

Eran como las 11 de la noche, el cristiano se levantó rápidamente. Él, su esposa Vivian y su hijo se encontraron con extremistas islamistas de Boko Haram invadiendo su sala de estar. Los radicales vestían capas y máscaras y apuntaban con un fusil AK-47. Habila dijo una breve oración al Señor.

Después de anunciar que estaban allí al servicio de Alá, comenzaron a interrogar a Habila, preguntándole su nombre, dónde trabajaba y si era musulmán o cristiano. “Soy cristiano”, respondió. 

Los extremistas le dijeron a Habila que le estaban dando la oportunidad de vivir con la condición de que se hiciera musulmán. El hombre estaba preparado para morir por Cristo. “Soy cristiano y lo seré siempre, hasta la muerte”, respondió. 

Dirigiéndose a Vivian, uno de los hombres dijo: "Si su esposo no coopera con nosotros, lo verá morir". La esposa lloraba de miedo, con la certeza de que su esposo sería asesinado

Los extremistas repitieron su oferta al cristiano y éste se negó por segunda vez. "No te preocupes. La muerte de un cristiano es una gran ganancia, no una pérdida”, le dijo Habila a su esposa, con el rifle apuntándole a la cabeza.

Los hombres le ordenaron a Vivian que trajera todo el dinero que tenía en la casa. La cristiana buscó objetos de valor y el poco dinero que tenía la familia, con la esperanza de que su esposo no muriera. 

Pero eso no es lo que pasó. El islamista se acercó y puso el arma a la boca de Habila y dijo: "¡Ya que te niegas a convertirte en musulmán, aquí tienes tu recompensa!", dijo apretando el gatillo. 

El cristiano cayó al suelo, sangrando. Vivian gritó desesperada. "¡Cállate mujer! Si intenta obtener ayuda, te encontraremos y te mataremos con tu hijo”, gritó uno de los radicales. Patearon el cuerpo para comprobar si había muerto, corearon “¡Allahu Akbar [Alá es grande]!”. y se fueron.

Vivian estaba llorando por su esposo cuando él susurró: “Todavía estoy vivo. Por favor pida ayuda”. La mujer se levantó rápidamente y corrió a pedir ayuda. 

Los radicales habían cerrado con llave la puerta del patio y la mujer tuvo dificultades para abrirla. Cuando logró desbloquearlo, Vivian corrió hacia su vecino, quien llamó a la policía. La ayuda tardó mucho en llegar y Habila no llegó al hospital hasta la mañana siguiente.

Milagrosamente, el cristiano sobrevivió a sus heridas luego de ser trasladado al hospital. Al analizar su estado de salud, un médico declaró que solo sobrevivió gracias a Dios.

Tras el ataque, el cristiano ha compartido su testimonio y ha dicho que perdona y ama a los delincuentes que intentaron matarlo. “Cristo murió por nosotros. Él nos ama. Por eso debemos mostrar ese amor a las personas que nos odian", explicó Haliba.

Concluyó: “Desde ese día, he estado orando a Dios: 'Señor, perdónalos'. Mi oración es que sean salvos y no sean condenados. Los amo. Si tengo la oportunidad de verlos, los abrazaré y oraré por ellos”.

Leer más

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243