Febrero 19, 2020
Thomas Grafton Foto: USA TODAY NETWORK vía REUTERS
El apuñalamiento de cinco personas en la residencia de un rabino al norte de la ciudad de Nueva York este sábado, que las autoridades han descrito este domingo como "terrorismo doméstico", se suma a una oleada de ataques antisemitas esta semana en el estado neoyorquino.
"Hay que cambiar las leyes para llamar a esto por su nombre: es terrorismo doméstico", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa ofrecida en Ramapo, donde tuvo lugar el suceso, una localidad que se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad de Nueva York.
"Son gente que quiere dañar en masa, (...) generar miedo basándose en la raza, el color y el credo de la gente. Esa es la definición de terrorismo", insistió el gobernador.
Según concretó el Consejo Ortodoxo de Asuntos Públicos Judíos (OJPAC), sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del domingo) un hombre irrumpió en la casa de un rabino donde se celebraba un acto religioso por la celebración de Janucá y apuñaló a cinco personas, a una de ellas hasta seis veces.
El agresor ha sido identificado como Thomas Grafton por varios medios locales que apuntan a fuentes policiales que no revelan, que señalan además que cuando fue arrestado estaba "cubierto de sangre".
Grafton, de 37 años, fue arrestado unas dos horas después del incidente cerca de la ciudad de Nueva York gracias a que testigos de los hechos pudieron anotar la matrícula de su vehículo, tras lo que ha sido acusado de intento de asesinato y robo y está previsto que el domingo se presenten los cargos formalmente.
Varias personas que presenciaron los hechos afirmaron además que Grafton posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo de impedirlo.
En concreto, el suceso tuvo lugar en el barrio de Mosey, en Ramapo, donde reside una importante comunidad de judíos ortodoxos.
Esta agresión se suma a otras ocho que han tenido lugar esta semana en la ciudad de Nueva York en los que mujeres, hombres y niños judíos han sido golpeados e insultados, lo cual ha llevado al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, a reforzar la presencia policial en las zonas de la ciudad en la que se concentran los judíos.
Además, este mismo mes cinco personas fueron asesinadas en un ataque antisemita perpetrado por dos asaltantes en un supermercado kósher en Jersey City, en el vecino estado de Nueva Jersey, en el que murieron dos personas judías.
Cuomo por su parte concretó que desde el pasado 8 de diciembre, se han producido en el estado de Nueva York un total de 13 ataques antisemitas, por lo que el del sábado "no es un suceso aislado".
Afirmó asimismo que los incidentes de odio se producen en la región constantemente: "Hemos visto incidentes de odio por todo el estado contra la comunidad LGTB, los afroamericanos, los latinos... Y no solo en el estado de Nueva York, sino en toda la nación".
"Si alguien piensa que no está pasando algo venenoso en este país, es que se está negando a aceptar (la realidad)", agregó el político, que describió estas "acciones hostiles" como un "cáncer estadounidense".
Por ello, anunció que quiere que el estado de Nueva York sea el primero en tener leyes para luchar contra el terrorismo doméstico.
Por su parte, el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, llamó a la acción por los continuados ataques sobre los judíos.
"Mientras el pueblo judío celebra Janucá, seguimos sufriendo constantes ataques. Basta de hablar, es momento de hacer algo para disuadir a los que propagan este odio", afirmó Danon en un comunicado remitido a la prensa.
Subrayó asimismo que el antisemitismo se está convirtiendo en un fenómeno "prevalente en los EE.UU., Europa y el resto del mundo" y que la comunidad internacional debe unirse en la "lucha contra esta oleada de intolerancia y odio". EFE
Foto: Gerd Altmann Pixabay
Un equipo científico de Israel convirtió una bacteria común que consume azúcar en cepas de Eschericia coli que producen toda su biomasa a partir del dióxido de carbono (CO2), uno de los principales causantes de la contaminación atmosférica y el calentamiento global, según un artículo que publica este miércoles la revista Cell.
"Nuestro objetivo principal era crear una plataforma científica conveniente que pudiera realzar la fijación del dióxido de carbono, lo cual podría ayudar a lidiar con los retos de una producción sostenible de alimentos, los combustibles y el calentamiento global causado por las emisiones", explicó Ron Milo, del Instituto Weizmann de Ciencias, con sede en Rehovot (Israel).
"La conversión de la fuente de carbono de la E. coli, el caballo de batalla de la biotecnología, de carbono orgánico a CO2 es un gran paso para el establecimiento de tal plataforma", añadió.
El CO2 procedente del uso de combustibles fósiles causa el 65 % de las emisiones de gases que contribuyen al calentamiento global y otro 11 % procede de las actividades humanas de deforestación y usos agrícolas del suelo, según el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático.
Todos los organismos vivos en el planeta se dividen en autótrofos, que convierten compuestos inorgánicos en biomasa, y los heterótrofos, como los animales, hongos y la mayoría de las bacterias y protozoos, que dependen de los autótrofos para su nutrición.
Los organismos autótrofos dominan la biomasa terrestre y proveen gran parte de los alimentos y combustibles para los heterótrofos.
Los científicos querían saber "si era posible la transformación en la dieta de la bacteria, de su dependencia del azúcar a la síntesis de toda su biomasa a partir del CO2", indicó Shmuel Gleizar, otro de los investigadores en este trabajo para el cual emplearon la evolución y adaptación de la bacteria en laboratorio como medio para optimizar el metabolismo.
Así obtuvieron autófrofos que producen biomasa a partir de CO2 como única fuente de carbono a diferencia de los heterótrofos que dependen de xilosa como fuente de carbono para su crecimiento.
"El estudio describe, por primera vez, una transformación exitosa del modo de crecimiento de una bacteria", dijo Gleizer. "El enseñarle al sistema digestivo de una bacteria que hiciera lo que las plantas hacen fue realmente un logro", agregó.
Pero el estudio tiene una limitación importante: el consumo de formiato por parte de la bacteria libera más CO2 que el consumido mediante la fijación de carbono y los autores advirtieron que se necesita más investigación antes de que este proceso pueda llevarse a la escala industrial. EFE

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243