Marzo 08, 2021
Equipo médico del Hospital Ichilov festeja poco antes de recibir las vacunas contra el COVID-19 Foto archivo: REUTERS/Ronen Zvulun
El Centro Médico Sourasky (conocido como el Hospital Ichilov) de Tel Aviv anunció que encontró probablemente una cura para la nueva enfermedad COVID-19.
El profesor Nadir Arber, del Centro de Prevención Integrado del Cáncer, administró el medicamento, que ha desarrollado, a pacientes en estado moderado y grave, con un éxito del 96 por ciento.
De acuerdo con el nosocomio, de los 30 pacientes que recibieron la droga, 29 mostraron mejoramiento después de dos días, y fueron dados de alta entre tres y cinco días más tarde.
El paciente restante también se recuperó, pero le llevó más tiempo.
Arber destacó que el remedio llamado EXO-CD24 es “efectivo y barato”.
El remedio es administrado por inhalación una vez por día, un proceso que dura unos pocos minutos, durante cinco días, explicó Arber.
"Se basa en exosomas que el cuerpo libera de la membrana celular y utiliza para la comunicación intercelular. Enriquecemos los exosomas con la proteína 24CD, que se sabe que juega un papel importante en la regulación del sistema inmunológico", apuntó la Dra. Shiran Shapira, directora del laboratorio del Dr. Arber. Shapira ha estado realizando investigaciones sobre la proteína CD24 durante más de dos décadas.
El director general del Hospital y excoordinador nacional en la lucha contra el coronavirus, profesor Ronni Gamzu, manifestó que el avance es “excelente” y prometió a ayudar para que el Ministerio de Salud pruebe el medicamento en una muestra más grande de pacientes.
“Estoy orgulloso de que aquí en el Ichilov estemos entre los líderes mundiales en la búsqueda de una cura para esta horrible epidemia”, recalcó Gamzu.
Fuente : Aurora Digital

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Vacuna contra el coronavirus Foto: REUTERS/Dado Ruvic
Los reguladores británicos han aprobado la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la empresa estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech para su uso en el Reino Unido.
Con el visto bueno de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos (MHRA, en inglés)), el Reino Unido se convierte en el primer país del mundo en iniciar la vacunación de la población contra el coronavirus la próxima semana, según informó este miércoles el ministerio británico de Salud.
En los ensayos clínicos, de los que se informó en las últimas semanas, la vacuna ha demostrado ser un 95 % efectiva y con buenos resultados para todas las personas, tanto jóvenes como ancianos.
"El Gobierno ha aceptado hoy la recomendación de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos (MHRA) de aprobar para su uso la vacuna contra la covid-19 Pfizer/BioNTech. Esto sigue a meses de rigurosos ensayos clínicos y un exhaustivo análisis sobre los datos por parte de los expertos de la MHRA", señaló un comunicado divulgado por el Ministerio de Salud.
Los expertos del organismo regulador "han concluido que la vacuna cumple con los estrictos niveles de seguridad, calidad y efectividad", añadió la nota.
El ministro británico de Salud, Matt Hancock, dijo este miércoles en su cuenta de Twitter que "la ayuda está de camino" y agregó que la Salud británica (NHS, en inglés) está preparada para "empezar a vacunar a principios de la próxima semana".
"El Reino Unido es el primer país del mundo que cuenta con una vacuna aprobada clínicamente para su suministro", agregó.
Se espera que el llamado Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización (JCVI, en inglés) publique su recomendación sobre qué grupos serán los primeros en recibir la vacuna, pero se espera que sean los ancianos y el personal sanitario.
El Reino Unido ha alcanzado un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para la compra de cuarenta millones de dosis. EFE
Foto: Magen David Adom
El Ministerio de Salud está preparándose para un tercer confinamiento general; si continúa la tendencia de aumentos diarios de casos tal como se ha registrado en las últimas semanas, señala un reporte de la televisora estatal Kan.
El Ministerio está esbozando planes para un nuevo confinamiento que incluye evaluaciones sobre en qué momento sería recomendable aplicar formalmente el tercer cierre nacional.
Actualmente, el Ministerio considera instar a un nuevo confinamiento a nivel nacional cuando el coeficiente de contagio alcance la cifra de 1,3 y el número de nuevos casos de diarios llegue a 2.000.
El plan sugiere tres semanas de confinamiento parcial con la autorización para que las escuelas y algunos comercios privados permanezcan abiertos.
El lunes se confirmaron 1.227 nuevos contagios y el viceministro de Salud, Yoav Kisch, le dijo a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal), que Israel ha alcanzado el porcentaje más alto registrado en el último mes y medio.
“Hemos alcanzado el nivel más alto de contagios diarios confirmados durante este período. Ayer, se diagnosticaron 1.227 pacientes nuevos y estimo que este número seguirá en aumento".
Benny Gantz dialoga con el director del Instituto de Investigación Bilógica, Prof. Shmuel Shapira en el laboratorio de Ness Ziona Foto: Ariel Hermoni Ministerio de Defensa vía Facebook
Israel comenzará a probar una posible vacuna contra la COVID-19 en humanos a partir de octubre, anunció hoy el ministro israelí de Defensa, Benny Gantz.
El Instituto de Israel para la Investigación Biotecnológica, dependiente del Ministerio de Defensa, iniciará los test con seres humanos en unos dos meses, lo que podría suponer la fase final para elaborar un potencial antídoto contra el coronavirus.
"El producto está a mano", dijo Shmuel Shapira, director general del instituto, que trabaja desde hace meses en el desarrollo de la vacuna, la cual aún debe pasar procedimientos regulatorios y los ensayos en humanos, pero aseguró que se va por el buen camino.
Las pruebas se harán en coordinación con el Ministerio de Salud, "según todos los procesos requeridos" en seguridad médica, agregó Gantz, que hoy visitó el centro de investigación para conocer los últimos avances, y concretó que todo se pondrá en marcha tras el período de festividades judías que acaba a mediados de octubre.
El pasado junio el centro probó con éxito la vacuna en roedores, una etapa preliminar clave para su desarrollo que puede seguir con otros animales y, por último, pasar a la experimentación con humanos, un paso final para comprobar la efectividad y posibles efectos secundarios de la vacunación.
El instituto, igual que otros centros científicos israelíes y de todo el mundo, trabaja contrarreloj para hallar algún antídoto contra la COVID-19 desde el inicio de la pandemia.
En mayo, consiguió desarrollar anticuerpos que neutralizan el virus, y que podrían servir para acelerar la creación de fármacos.
Todo ello se produce mientras Israel sigue en una fuerte segunda ola de coronavirus y en una situación económica frágil, lo que ha hecho crecer el malestar popular contra la gestión gubernamental.
El país comienza a alejarse de los 2.000 casos diarios que alcanzó en julio, pero los últimos tres días siguió superando ampliamente el millar (mil), y registró entre 1.800 y 1.700 infecciones diarias, por lo que la propagación de la enfermedad no se da por controlada.
Las autoridades se han puesto un margen de dos semanas para aplanar la curva y decidir si vuelven al confinamiento o a medidas de cierre parciales o totales, unas restricciones que por ahora se resisten a imponer para no causar mayores daños en la economía.
Israel -con unos nueve millones de habitantes- contabiliza hasta el momento más de 78.000 contagios y un total de 569 fallecidos. EFE

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Un bajo nivel de vitamina D en el plasma sanguíneo podría ser un factor de riesgo independiente para la infección y posterior hospitalización por COVID-19. Foto Beverly Buckley Pixabay

Un estudio israelí respalda la investigación que muestra que los suplementos vitamínicos podrían ayudar a evitar los graves efectos respiratorios.
Un bajo nivel de vitamina D en el plasma sanguíneo podría ser un factor de riesgo independiente para la infección y posterior hospitalización por COVID-19. Así lo informaron científicos del servicios de salud Leumit y la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad de Bar-Ilan.
Los investigadores llegaron a esa conclusión tras usar datos reales de unos 782 israelíes que dieron positivo en sus pruebas de coronavirus y unas 7.025 personas cuyo resultado fue negativo.
“El principal descubrimiento fue la asociación significativa de un nivel bajo de vitamina D en plasma con la probabilidad de infección por COVID-19 entre los pacientes que fueron evaluados, incluso después del ajuste por edad, sexo, nivel socioeconómico, enfermedades crónicas y trastornos mentales y físicos”, explicó el doctor Eugene Merzon, jefe del Departamento de Atención Administrada de Leumit y miembro del Departamento de Medicina Familiar de la Escuela de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv.
El especialista amplió que el bajo nivel de vitamina D se asoció con el riesgo de hospitalización debido a la infección por COVID-19 aunque esta asociación no fue significativa luego del ajuste por otros factores.
La investigación sigue a algunos estudios mundiales que ya demostraron el pronunciado impacto de los metabolitos de la vitamina D en la respuesta del sistema inmune y en el desarrollo de la infección por COVID-19. ”Lo que descubrimos se corresponde con los resultados de estudios previos en el campo. Se informó de un menor riesgo de infección aguda del tracto respiratorio después de la suplementación con vitamina D”, describió el doctor Ilan Green, director del Instituto de Investigación de Leumit.
Su informe sobre el estudio fue publicado en The FEBS Journal y se espera que tenga un gran impacto debido al tamaño de la investigación y la estructura basada en la población.
Fascinantes descubrimientos
La doctora Milana Frenkel-Morgenstern, líder del grupo de investigación de la Facultad de Medicina Azrieli, añadió que el análisis mostró que las personas que dieron positivo eran mayores que las no infectadas. “De forma curiosa se demostró que las distribuciones de dos picos para los grupos de edad confieren un mayor riesgo de COVID: alrededor de los 25 años y también en los 50 años. El primer pico puede explicarse por los fuertes hábitos sociales a temprana edad. El pico a los 50 años se puede analizar por las relaciones sociales pero también con enfermedades crónicas”, explicó.
A su vez, el doctor Shlomo Vinker, director médico de Leumit, afirmó que se sorprendió al descubrir que las condiciones médicas crónicas, como la demencia, las enfermedades cardiovasculares y pulmonares crónicas que en estudios previos se consideraron muy riesgosas, no se encontraron como un aumento de la tasa de infección en nuestro estudio.
Sin embargo, Vinker dijo que “este descubrimiento está muy sesgado por las severas restricciones de contacto social que se impuso a toda la población durante el brote de coronavirus. “Así, suponemos que al seguir las instrucciones del Ministerio de Salud, los pacientes con afecciones médicas crónicas redujeron significativamente sus contactos sociales. De hecho, esto podría minimizar el riesgo de infección por COVID-19 en ese grupo de pacientes”, se explayó.
El equipo conjunto de investigación planea evaluar los factores asociados con la mortalidad de coronavirus en Israel. «Estamos dispuestos a encontrar asociaciones con los resultados clínicos de la nueva enfermedad con, por ejemplo, el control glucémico previo a la infección de pacientes con COVID-19, para evaluar el riesgo de mortalidad debido a la infección», manifestó Merzon.​
Fuente: ISRAEL21c
Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante
Página 1 de 9

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243