Abril 17, 2024
Soldados ucranianos, a bordo de un camión en una carretera enlodada durante maniobras en la región de Donetsk, en el este del país, el 10 de febrero de 2022. (AP Foto/Vadim Ghirda)(Vadim Ghirda / Associated Press) BY POR MATTHEW LEE, AAMER MADHANI Y VLADIMIR ISACHENKOV ASSOCIATED PRESS FEB. 11, 2022 5:53 PM PT WASHINGTON — El gobierno del presidente Joe Biden agudizó el viernes
sus advertencias sobre una posible invasión rusa a Ucrania, indicando que podría ocurrir en cuestión de días. Y en una medida que incrementa la sensación de crisis, el Pentágono ordenó el envío de otros 3.000 soldados estadounidenses a Polonia para tranquilizar a los aliados.
A medida que las opciones diplomáticas para evitar la guerra en Ucrania parecían reducirse, la Casa Blanca informó que Biden y el presidente ruso, Vladimir Putin, discutirían la crisis por teléfono el sábado.
Biden ha dicho que el ejército estadounidense no entrará en una guerra en Ucrania, pero ha prometido severas sanciones económicas contra Moscú, en coordinación con los aliados internacionales.
El momento de la posible acción militar rusa sigue siendo una cuestión clave.
Estados Unidos obtuvo información de inteligencia que indica que Rusia está considerando el miércoles como fecha para actuar, según un funcionario estadounidense familiarizado con tal información.
El funcionario, que no estaba autorizado para hablar de manera pública y sólo lo hizo bajo condición de anonimato, no quiso decir hasta qué punto la información era definitiva, y la Casa Blanca subrayó públicamente que Estados Unidos no sabe con certeza si Putin está decidido a invadir.
Sin embargo, funcionarios estadounidenses afirmaron de nuevo que el aumento de la capacidad de fuego ofensivo de Rusia por aire, tierra y mar cerca de Ucrania ha llegado a un punto en el que podría invadir el país en el corto plazo.
El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, pidió a los estadounidenses que se encuentren en Ucrania salir de allí en las próximas 48 horas, y subrayó que no deben esperar que el ejército
estadounidense los rescate en caso de que el transporte aéreo y ferroviario se interrumpa tras una invasión rusa.
Varios aliados de la OTAN, como Gran Bretaña, Canadá, Noruega y Dinamarca, también están pidiendo a sus ciudadanos que abandonen Ucrania.
Sullivan indicó que la acción militar rusa podría comenzar con ataques aéreos y de misiles, seguidos de una ofensiva terrestre.
“Sí, es un mensaje urgente porque estamos en una situación urgente”, declaró ante periodistas en la Casa Blanca.
“Rusia tiene todas las condiciones necesarias para llevar a cabo una acción militar significativa”, aseveró Sullivan, y añadió que “Rusia podría optar, en muy poco tiempo, por iniciar una acción militar a gran escala contra Ucrania”.
Precisó que la magnitud de tal invasión podría ir desde una incursión limitada hasta un ataque a Kiev, la capital.
Por su parte, Rusia hizo mofa del sentido de urgencia expresado por Estados Unidos.
“La histeria de la Casa Blanca es más reveladora que nunca”, manifestó la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria
Zakharova. “Los anglosajones necesitan una guerra. A cualquier costo. Provocaciones, desinformación y amenazas son un método favorito para solucionar sus propios problemas”.
Además de los más de 100.000 soldados en tierra que, según funcionarios estadounidenses, Rusia ha amasado a lo largo de las fronteras oriental y meridional de Ucrania, los rusos han desplegado misiles, fuerzas aéreas, navales y de operaciones especiales, así como suministros para mantener una guerra. Esta semana, Rusia trasladó seis buques de asalto anfibio al Mar Negro, con lo que aumentó su capacidad para desembarcar tropas en la costa.
La advertencia de Sullivan adelantó el periodo previsto para una potencial invasión, que muchos analistas creían improbable antes de que los Juegos Olímpicos de Invierno en China concluyan el 20 de febrero.
Sullivan señaló que la combinación de una mayor acumulación de tropas rusas en las fronteras de Ucrania y los datos de inteligencia no especificados han llevado al gobierno a advertir que la guerra podría comenzar en cualquier momento.
“No podemos precisar el día en este momento, ni la hora, pero es una posibilidad muy, muy clara”, aseveró Sullivan.
El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, informó que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, se comunicó por teléfono con varios de sus homólogos de la OTAN. Austin les dijo que una invasión rusa de Ucrania “podría comenzar en cualquier momento”, indicó Kirby.
Biden ha dicho que las tropas estadounidenses no ingresarán a territorio ucraniano para responder a una invasión rusa, pero ha reforzado la presencia militar de Estados Unidos en Europa como apoyo a los aliados en el flanco oriental de la OTAN. El Pentágono informó el viernes que Biden ordenó el envío de otros 3.000 soldados a Polonia, además de los 1.700 que ya están en camino a ese país. Juntos forman una brigada de infantería de la 82da División Aerotransportada. El ejército
estadounidense también está trasladando 1.000 soldados de Alemania a Rumania, que al igual que Polonia comparte frontera con Ucrania.
__
Isachenkov informó desde Moscú. Los periodistas de The Associated Press Robert Burns y Nomaan Merchant en Washington, Geir Moulson en Berlín, Yuras Karmanau en Kiev, Ucrania, y Rod McGuirk en Canberra, Australia, contribuyeron a este despacho.
Fuente : Los Angeles Times
Los encargados de las relaciones internacionales de Rusia y Estados Unidos mantuvieron una reunión en Ginebra.
Antony Blinken y Serguei Lavrov. REUTERS Estados Unidos y Rusia mantuvieron hoy un diálogo en torno a la amenaza que pesa sobre Ucrania, del que no salieron resultados concretos más que la voluntad de Moscú de mantener abierto un canal diplomático de interlocución para intentar resolver una crisis acelerada por el masivo despliegue de tropas rusas en su frontera con Ucrania.
Los jefes de las diplomacias de Rusia y EEUU, Serguéi Lavrov y Antony Blinken, respectivamente, se reunieron durante noventa minutos en Ginebra, ciudad privilegiada para este tipo de encuentros por sus infraestructuras y seguridad, pero sobre todo por su neutralidad, lo que la convierte en una isla en medio de la Unión Europea y de la OTAN.
La cita estuvo precedida de una serie de amenazas, como la que pende sobre Ucrania, que vio agruparse justo frente a su frontera a unos 100.000 soldados rusos, según informaciones proporcionadas por los servicios de inteligencia occidentales, haciendo temer un plan de invasión.
Ucrania ya sufrió la invasión y anexión de la península de Crimea y el mundo fue testigo del apoyo financiero y militar que Rusia ofreció a los grupos armados separatistas que controlan dos provincias del este de Ucrania (región de Donbás), en una serie de eventos que se desataron en 2014 y que causaron 14.000 muertos, miles de heridos y el desplazamiento forzoso de cerca de 1,5 millones de personas.
Frente a ello, Estados Unidos y sus aliados en la OTAN respondieron asegurando que cualquier incursión en territorio ucraniano, por más pequeña que sea, será considerada una invasión y acarreará a Rusia las consecuencias más graves que puede imaginar.
Tras estar con Lavrov, Blinken dijo, en una conferencia de prensa, que Rusia sigue teniendo la posibilidad de elegir el camino de la diplomacia, pero que si opta por lo contrario todos estarán listos para reaccionar.
Blinken fue quien llamó a su homólogo ruso por teléfono para proponerle la reunión de hoy, con el fin de que sus respectivas preocupaciones quedaran más claras, lo que Lavrov consideró una idea útil para obtener respuestas concretas a las demandas de Rusia en torno a la congelación de la ampliación de la OTAN hacia el este, lo que excluiría la posibilidad de una futura adhesión de Ucrania.
Las exigencias de Rusia van todavía más lejos e incluyen el cese de actividades militares y posicionamiento de armas y tropas en los países de la antigua órbita de influencia soviética, en particular Polonia y los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania).
Washington y la OTAN, a través de su secretario general, respondieron con firmeza a tales propuestas señalando que son inadmisibles y que no se puede coartar la libertad de una institución de crecer ni la de un país de querer integrarse a ella.
Sin embargo, Rusia acudía al encuentro de Ginebra con la intención declarada de recibir una respuesta por escrito a sus peticiones, que Blinken no presentó, pero prometió que llegarían a Moscú en el transcurso de la próxima semana.
Según Lavrov, Blinken pasó parte del escaso tiempo que estuvieron juntos exponiendo una letanía de preocupaciones relacionadas con el supuesto plan ruso de agresión a Ucrania, país al cual la Unión Europea y EEUU prometieron todo su apoyo en caso de que esto ocurra.
Lavrov respondió asegurando que esa no es la intención de Rusia, ante lo cual Blinken contestó que la mejor forma de demostrarlo es retirando a sus soldados. Su contraparte le replicó recordando la importante cantidad de armamento que Occidente ha suministrado últimamente a Ucrania y el proyecto de la UE de crear una misión de formación militar en este país.
En medio de esta fuerte desconfianza y acusaciones mutuas, Blinken dijo claramente que la intención de la reunión «no era resolver» sus diferencias hoy, sino probar si el camino de la diplomacia sigue abierto
Ambos se despidieron ofreciendo la impresión de que el camino de una solución pacífica es viable, pero EEUU también pidió algunos gestos adicionales, en particular la liberación de dos turistas estadounidenses que fueron detenidos, procesados y condenados -según Washington sin evidencia creíble- en Rusia. EFE y Aurora
Página 3 de 3

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 59 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 7330967 - 7266850  

  +Cel: (+51) 945002522