Abril 05, 2020
Vladimir Zelensky Foto: Oficina Presidencial de Ucrania CC BY 4.0
El presidente de Ucrania, Vladímir Zelensky, espera de Irán un "pleno reconocimiento de culpabilidad" por haber derribado el avión ucraniano con 176 personas a bordo, así como que lleve a los responsables ante la Justicia y que pague una indemnización.
"La mañana ha traído la verdad. Ucrania insiste en un pleno reconocimiento de la culpabilidad. Esperamos de Irán que lleve a los responsables ante la Justicia, devuelva los cuerpos, pague una indemnización y publique una disculpa oficial. La investigación tiene que ser completa, abierta y debe continuar sin retrasos o obstáculos", señaló en un mensaje de su cuenta de Twitter.
Zelensky respondió así al reconocimiento por parte de las Fuerzas Armadas de Irán este sábado de que derribaron el Boeing 737 "involuntariamente y por un error humano", después de dos jornadas de negación de esta hipótesis, planteada por varios países.
El director de la aerolínea Ukraine International Airlines (UIA), a la que pertenecía el avión derribado, Evgeny Dykhne, afirmó en Facebook que no dudado "ni un segundo" de la tripulación ni se ha creído que algún fallo en el avión pudiera haber causado la tragedia.
De acuerdo con Teherán, el error se debió a que "en esa situación muy delicada y de crisis" el avión se situó cerca de un centro militar de los Guardianes de la Revolución con "una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo".
Las Fuerzas Armadas argumentaron que tras las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, y comandantes de ese país de "tomar como objetivo una serie de lugares en el territorio de la República Islámica en caso de que haya una operación recíproca (...) estaban en el más alto nivel de alerta".
Poco antes del derribo del avión ucraniano, Irán había efectuado un ataque con misiles contra una base aérea en Irak que alberga a tropas estadounidenses, en venganza por la eliminación días antes del general Qasem Soleimaní en un bombardeo selectivo de EE.UU.
Las especulaciones sobre la posibilidad de un caso de derribo comenzaron el mismo día del siniestro y cobraron un tono oficial cuando el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo el jueves que su Gobierno tenía información de que el Boeing 737 fue alcanzado por "un misil tierra-aire iraní".
Kiev, aunque no ha descartado ninguna posibilidad, tampoco un atentado o el impacto de un misil, prefirió mantener la cautela hasta ahora y había pedido no especular sobre la causa de la catástrofe, en la que fallecieron 82 iraníes, 63 canadienses, once ucranianos (dos pasajeros y nueve tripulantes), diez suecos, cuatro afganos, tres alemanes y tres británicos.
El aparato se estrelló al sur de Teherán el pasado miércoles poco después de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeiní con destino a Kiev. EFE y Aurora

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Donald Trump Foto: Casa Blanca Joyce N. Boghosian Wikimedia Dominio Público
El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que tiene identificados 52 objetivos de Irán para responder "muy rápido" y "muy fuerte" a las eventuales represalias de Teherán por la muerte en un ataque estadounidense del poderoso comandante iraní Qassem Soleimaní.
"Que esto sirva como una ADVERTENCIA de que si Irán ataca a cualquier estadounidense o activo estadounidense, tenemos identificados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán mismo, SERÁN GOLPEADOS MUY RÁPIDO Y MUY FUERTE", dijo Trump en Twitter.
"¡EE.UU. no quiere más amenazas!", añadió el mandatario, que eligió el número 52 por los 52 funcionarios estadounidenses que fueron tomados como rehenes en el asalto a la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, cuando los dos países dejaron de tener relaciones diplomáticas.
Trump consideró que la República Islámica "está hablando con mucha osadía sobre atacar algunos objetivos estadounidenses" en respuesta a la muerte en un ataque con drones en Bagdad de Soleimaní, comandante de las operaciones militares de Irán en Oriente Medio, y del comandante de Kataeb Hezbollah (Batallones del Hezbollah) iraquí, Abu Mahdi al Mohandes.
Y, debido a esas amenazas de Irán, que continuaron hoy, Trump respondió con sus nuevas advertencias.
Anteayer, sin embargo, el mandatario aseguró que había ordenado eliminar a Soleimaní, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica iraní y considerado un héroe en el país persa, con el objetivo de "parar una guerra" y no para comenzar ningún tipo de conflicto.
El Gobierno de Trump ha argumentado que el objetivo de eliminar a Soleimaní era impedir un "ataque inminente" que habría puesto en peligro la vida de militares y diplomáticos de EE.UU. en Oriente Medio, región en la que están desplegados entre 60.000 y 70.000 soldados estadounidenses.
Trump volvió hoy a responsabilizar a Soleimaní de la muerte el pasado 27 de diciembre de un contratista estadounidense en un ataque contra una base militar en Irak y aseguró que el comandante iraní también orquestó el asalto a la embajada de EE.UU. en Bagdad, que se produjo en respuesta a bombardeos estadounidenses contra el grupo chií Kataeb Hezbollah en Siria e Irak.
Irán ha prometido que tomará represalias y, en respuesta, EE.UU. comenzó este sábado a enviar a Oriente Medio a entre 3.000 y 3.500 soldados, informó la cadena Fox.
La decisión de Trump ha provocado caídas en bolsa, subidas del precio del petróleo y ha despertado entre varios países, incluidos aliados de Washington, el temor a un conflicto armado.
A nivel interno, varios legisladores de la oposición demócrata han criticado que Trump no les informara previamente del ataque.
Finalmente, este sábado la Casa Blanca formalmente envió información al Congreso sobre la operación para eliminar a Soleimaní, aunque los detalles están clasificados y es posible que no se hagan públicos. EFE y Aurora

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Manifestaciones en Irán por la muerte de Qasem Soleimani Foto: Fars News Agency Wikimedia CC BY 4.0
El cuerpo del comandante de de la Fuerza Quds, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní, Qasem Soleimaní, eliminado por Estados Unidos en Irak, llegó este domingo a Irán, donde se van a celebrar ceremonias fúnebres en varias ciudades.
El primer funeral comenzó en la ciudad de Ahvaz, en el suroeste del país y fronteriza con Irak, y al mediodía los restos serán trasladados a la ciudad santa de Mashad (noreste) y posteriormente a Teherán.
En Ahvaz, decenas de miles de personas se congregaron para rendir homenaje a Soleimaní entre gritos de "Muerte a EE. UU.", "Muerte a Israel" y "Muerte a Arabia Saudita", según las imágenes retransmitidas en directo por la televisión estatal iraní.
Las autoridades iraníes han acusado a los aliados de Washington en la región, principalmente Israel y Arabia Saudita, de instigar el ataque que acabó el viernes con la vida de Soleimaní, del comandante de la milicia iraquí chií proiraní Kataeb Hezbollah, Abu Mahdi al Mohandes, y de otros miembros de este grupo.
Los restos de Al Mohandes y de al menos de otro de los fallecidos en el ataque forman parte del cortejo fúnebre en Irán ya que están mezclados con los de Soleimaní y es necesario practicarles pruebas de ADN.
Tras estas pruebas, los restos de los iraquíes serán devueltos a su país, donde ayer se celebraron también cortejos fúnebres en Bagdad y otras ciudades.
Las exequias continuarán mañana en Teherán, donde se celebrará el principal funeral, y terminarán en la ciudad natal de Soleimaní, Kerman, en el sur del país.
Soleimaní, fallecido a los 63 años, era comandante de la Fuarza Quds, encargada de las operaciones fuera de Irán del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica, y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.
El líder supremo de Irán, Alí Khameneí, así como los principales dirigentes políticos y militares del país, han jurado que van a vengar el asesinato del comandante, considerado el número dos de Irán.
Por su parte, el presidente de EE. UU., Donald Trump, aseguró que tiene identificados 52 objetivos de Irán para responder "muy rápido" y "muy fuerte" a las eventuales represalias de Teherán. EFE y Aurora
Benjamín Netanyahu y Mike Pompeo Foto: Amos Ben Gershom GPO
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dialogó telefónicamente con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, tras el ataque aéreo estadounidense en el que murió el comandante de la Fuerza Quds iraní, Qassem Soleimani.
"Netanyahu y yo acabamos de hablar y destacamos la importancia de contrarrestar la influencia maligna y las amenazas de Irán en la región. Siempre estoy agradecido por el firme apoyo de Israel para derrotar el terrorismo", apuntó Pompeo en un mensaje de Twitter. "El vínculo entre Israel y Estados Unidos es inquebrantable", añadió.
Un comunicado del Departamento de Estado señala que ambos discutieron la situación en Irak, donde fue abatido Soleimani, y las "continuas provocaciones y amenazas a la región" de Irán.
Según los canales 12 y 13 de la televisión israelí, Pompeo habría informado a Netanyahu con anticipación de los planes de Washington para eliminar a Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds, brazo del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní para las operaciones en el exterior.
Antes de partir hacia Atenas el jueves por la mañana, Netanyahu insinuó que "cosas muy, muy dramáticas" suceden en nuestra región.
“Sabemos que nuestra región es tormentosa; cosas muy, muy dramáticas están sucediendo en ella. Estamos alertas y estamos monitoreando la situación. Estamos en contacto continuo con nuestro gran amigo Estados Unidos, incluyendo mi conversación de ayer por la tarde”, dijo antes en de subir al avión en el Aeropuerto Ben Gurion, en referencia al diálogo que mantuvo el día anterior con Pompeo.
Horas más tarde, Soleimani y otros altos miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán eran abatidos en un ataque aéreo con drones estadounidenses cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, junto con Abu Mahdi al Muhandes, jefe de la milicia chií iraquí Kataeb Hezbollah, apoyada por Irán.
El viernes, Netanyahu elogió Estados Unidos y al presidente Donald Trump por la eliminación de Soleimani.
"Trump es digno de reconocimiento por actuar con determinación, firmeza y rapidez", manifestó antes de regresar de Grecia a Israel. "Apoyamos plenamente a Estados Unidos en su justa batalla por la seguridad, la paz y la autodefensa".
"Israel tiene derecho a defenderse. Estados Unidos tiene exactamente el mismo derecho. Soleimani es responsable de la muerte de ciudadanos estadounidenses inocentes y muchos otros. Estaba planeando más ataques", recalcó el primer ministro.
Netanyahu acortó su visita a Atenas donde firmó un importante acuerdo trilateral con Grecia y Chipre, para el establecimiento de un gasoducto en el Mediterráneo oriental, por temor a que Irán decidiera atacar a Israel en venganza por la muerte de Soleimani.
Israel ha elevado el estado de alerta en sus embajadas y representaciones en todo el mundo. Paralelamente, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han elevado su grado de alerta, bajo el telón de fondo de las amenazas de venganza de Teherán contra Estados Unidos y el "régimen sionista".
El Gabinete de Política y Defensa tiene programado reunirse el domingo.
Ilustración Complejo Petroquímico en Asaluyeh Irán Foto: Tasnim News Agency Wikimedia CC BY 4.0

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al mayor grupo petrolero de Irán y a una red de 39 compañías subsidiarias nacionales y extranjeras, responsables, según Washington, del 50 % de las exportaciones de crudo iraní.
En un comunicado, el Tesoro estadounidense acusó al grupo empresarial, Persian Gulf Petrochemical Industries Company (PGPIC), de "apoyo financiero a las actividades de la Guardia Revolucionaria iraní", designada como terrorista por EE.UU. el pasado abril.
El conjunto de compañías sancionadas suman el 40 % de toda la producción de petróleo en Irán y acumula una presencia multimillonaria en el país derivada de otros negocios, como la construcción, aviación y defensa, indicó la nota del Gobierno estadounidense.
"Ponemos el foco sobre esta red con el objetivo de negar fondos a aquellos elementos clave del sector petroquímico de Irán que brindan apoyo a la Guardia Revolucionaria", dijo el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, en el comunicado.
De acuerdo con la Administración estadounidense, el conjunto de compañías sancionado tiene una presencia dominante en el mundo financiero y empresarial iraní, cuyos beneficios se destinan a "las proliferación de armas de destrucción masiva", entre otras "actividades nefastas" de la Guardia Revolucionaria.
Para el Tesoro, las prácticas financiadas por estas empresas incluyen el respaldo al terrorismo y una variedad de abusos contra los derechos humanos, tanto en Irán como en el extranjero.
En su alerta, Washington señaló que otras firmas internacionales, que no identificó, "mantienen lazos" y negocios con las petroleras sancionadas y advirtió de que castigará a aquellas que continúen colaborando con PGPIC y sus subsidiarias o agentes de venta.
Como consecuencia de las sanciones, cualquier activo de las empresas en EE.UU. queda bloqueado, incluidos los que estén en manos de ciudadanos estadounidenses.
Asimismo, se prohíbe a los estadounidenses efectuar transacciones con los sancionados.
Además, cualquier institución financiera extranjera que facilite una transacción financiera significativa a las entidades designadas o a personas vinculadas con las mismas podría quedar sujeta a represalias por parte de EE.UU.
En las últimas semanas las tensiones entre EE.UU. e Irán han aumentado significativamente, y Washington ha reforzado su despliegue militar en Oriente Medio como una "advertencia" para Teherán. EFE
Página 1 de 2

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243