Agosto 18, 2019
Jeremy Hunt Foto: Ministerio de Exteriores de Gran Bretaña OGL V3.0
El Gobierno británico pidió a las embarcaciones del Reino Unido que permanezcan fuera del Estrecho de Ormuz por un "periodo provisional", después de que un petrolero de este país fuese capturado el viernes por guardias iraníes.
El petrolero británico Stena Impero, de la naviera Stena Bulk, perdió el contacto con su operador sobre las 15.00 horas GMT de ayer, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.
Otro petrolero, el Mesdar, de bandera liberiana, consiguió ayer restablecer contacto con su operador británico y continuó su viaje por Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados iraníes.
Un portavoz del Gobierno pidió hoy a los barcos británicos que eviten pasar por la zona y reiteró que está "profundamente" preocupado por unas medidas iraníes "inaceptables".
Como ya ha dicho el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, el Reino Unido evaluará su respuesta y habrá "graves consecuencias si la situación no es resuelta", agregó la fuente.
Por otro lado, el operador del Stena Impero ha informado de que el petrolero cumplía "plenamente" con todas las regulaciones sobre la navegación internacional cuando fue interceptado.
Según Stena Bulk, no hay heridos entre los 23 miembros de la tripulación, de diversas nacionales pero ninguno británico.
El barco "ya no está bajo el control de la tripulación y no se puede contactar" con él, agregó un portavoz de la compañía.
La naviera del Master, la Norbulk Shipping UK, con sede en Glasgow (Escocia), comunicó anoche que pudo restablecer el contacto con el barco y que toda la tripulación está bien.
Hunt dijo estar "extremadamente preocupado" por la "inaceptable" actitud de Irán y advirtió de "graves consecuencias" si la situación no es resuelta pronto.
"Somos absolutamente claros de que, si esta situación no es resuelta rápidamente, habrá graves consecuencias. No estamos considerando opciones militares, estamos mirando una manera diplomática de resolver la situación, pero somos muy claros de que tiene que ser resuelta", insistió el ministro.
"Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todas las embarcaciones puedan moverse con seguridad", agregó.
El Stena, de 30.000 toneladas, había zarpado hoy desde Emiratos Árabes Unidos y se dirigía a un puerto de Arabia Saudita.
La captura anunciada por la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán se ha producido el mismo día en el que Gibraltar extendió durante treinta días más la detención del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace dos semanas en ese territorio por las sospechas de que llevaba crudo a Siria, en desafío a las sanciones de la Unión Europea (UE).
Cuatro miembros de la tripulación del petrolero, entre ellos el capitán, fueron detenidos, aunque fueron puestos en libertad bajo fianza la pasada semana. EFE
Ilustración Barco petrolero Foto: David B. Hudson Marina de EE.UU. Wikimedia Dominio Público
El Gobierno saudita indicó hoy que dos buques petroleros de este país fueron objeto de un "sabotaje" en la zona exclusiva económica de Emiratos Árabes Unidos (EAU) el domingo, en el área de Fujairah, donde ayer las autoridades denunciaron que cuatro barcos habían sido objeto de un ataque.
El ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales saudí, Jalid Al Falih, indicó que en la mañana del domingo se produjo el ataque contra los dos barcos en su ruta a través del Golfo Pérsico destacando que produjo "daños significativos" en los buques pero no causó víctimas.
Uno de los buques iba camino a cargar petróleo saudita al puerto de Ras Tanura para entregar a clientes de la petrolera estatal Aramco en Estados Unidos, indicó el ministro según la agencia estatal saudita SPA.
El ministro indicó que el ataque busca socavar la libertad de navegación marítima y la seguridad en el abastecimiento de combustible a los consumidores de todo el mundo.
Además, destacó la responsabilidad compartida de la comunidad internacional de proteger la seguridad de navegación y la seguridad de los petroleros.
El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos aseguró ayer que cuatro buques comerciales habían sido objeto de "operaciones de sabotaje" al este del emirato de Fujairah, es un "incidente grave" del que no ofreció más detalles.
Las autoridades emiratíes llamaron a la comunidad internacional a "asumir las responsabilidades" de evitar tales acciones por parte de quienes intentan socavar la seguridad del tráfico marítimo.
El diario libanés Al Mayadeen, citando "fuentes de la región del Golfo", indicó en la mañana del domingo que había habido "fuertes explosiones en el puerto de Al Fujairah".
El Gobierno de EAU y el departamento de prensa del emirato desmintieron esta información y anunciaron que las operaciones en el puerto continuaban "con normalidad, sin ninguna interrupción".
Aunque no ha habido una alusión directa a Irán las acusaciones de los países árabes parecen dirigirse al Gobierno de Teherán.
El incidente se produce en un momento de repunte de la tensión con Irán, con el envío de varios buques estadounidenses a la zona.
Estados Unidos anunció en abril el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios (China, India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía) para que siguieran comprando petróleo a Irán. EFE

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243