Septiembre 18, 2020
Escuela judía Saar Akiva Riverdale cerrada en el Bronx Foto: REUTERS/Carlo Allegri
Las autoridades de Nueva York anunciaron un segundo caso confirmado de coronavirus en el estado, un residente del condado de Westchester, a las afueras de la Gran Manzana (apodo de Nueva York), que no tuvo contacto con ningún foco conocido de la epidemia, a la vez que cerraron dos escuelas por precaución.
El hombre, un abogado de 50 años y que tenía problemas respiratorios previos, está ingresado en un hospital en Manhattan, el distrito en el que trabaja habitualmente, según explicó en una conferencia de prensa el gobernador estatal, Andrew Cuomo.
Se trata del primer episodio conocido de contagio dentro de Nueva York, pues el primer caso registrado en el estado, dado a conocer este fin de semana, fue una mujer que había estado en Irán, uno de los principales focos de la enfermedad fuera de China.
Según las autoridades, el hombre enfermo había viajado a Miami (Florida, EE.UU.), pero se considera que lo hizo antes de poder transmitir el virus si para entonces ya se había contagiado.
Cuomo explicó que se está sometiendo a pruebas a sus familiares y tratando de localizar a todas las personas con las que el hombre tuvo contacto reciente.
Entre otras medidas, este martes se cerró la escuela a la que asiste un hijo del paciente, un centro judío del distrito del Bronx, mientras que otro segundo colegio situado en el condado de Westchester decidió suspender las clases por precaución.
Además, las autoridades neoyorquinas están vigilando a dos familias en el área de Buffalo (en el oeste del estado) que recientemente viajaron a Italia, uno de los países más afectados por el coronavirus, y que permanecen aisladas en sus domicilios.
Cuomo aseguró que es "inevitable" que nuevos casos continúen confirmándose, pero subrayó que el Gobierno está tomando las medidas necesarias para prepararse y tratar de minimizar los contagios.
Con ese fin, los legisladores estatales aprobaron de urgencia un paquete de 40 millones de dólares para permitir que el Departamento de Salud contrate más personal y adquiera equipos necesarios para detectar y combatir la enfermedad.
El gobernador, acompañado de los líderes de las dos cámaras, firmó este martes la decisión y destacó la rapidez con la que los poderes públicos están reaccionando en Nueva York a diferencia de lo que está sucediendo en Washington con el Gobierno federal.
El demócrata Cuomo ya había anunciado el lunes una nueva directiva que obligará a las aseguradoras médicas a asumir los costes de las pruebas del coronavirus y no cobrar a los pacientes por ellos y este martes anunció que va a enmendar su última propuesta sobre bajas médicas para que las personas que tengan que estar en cuarentena por el COVID-19 sigan recibiendo su sueldo y tengan su puesto protegido.
En EE.UU., ya se han registrado seis muertes y más de un centenar de contagios por el coronavirus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). EFE

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Thomas Grafton Foto: USA TODAY NETWORK vía REUTERS
El apuñalamiento de cinco personas en la residencia de un rabino al norte de la ciudad de Nueva York este sábado, que las autoridades han descrito este domingo como "terrorismo doméstico", se suma a una oleada de ataques antisemitas esta semana en el estado neoyorquino.
"Hay que cambiar las leyes para llamar a esto por su nombre: es terrorismo doméstico", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa ofrecida en Ramapo, donde tuvo lugar el suceso, una localidad que se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad de Nueva York.
"Son gente que quiere dañar en masa, (...) generar miedo basándose en la raza, el color y el credo de la gente. Esa es la definición de terrorismo", insistió el gobernador.
Según concretó el Consejo Ortodoxo de Asuntos Públicos Judíos (OJPAC), sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del domingo) un hombre irrumpió en la casa de un rabino donde se celebraba un acto religioso por la celebración de Janucá y apuñaló a cinco personas, a una de ellas hasta seis veces.
El agresor ha sido identificado como Thomas Grafton por varios medios locales que apuntan a fuentes policiales que no revelan, que señalan además que cuando fue arrestado estaba "cubierto de sangre".
Grafton, de 37 años, fue arrestado unas dos horas después del incidente cerca de la ciudad de Nueva York gracias a que testigos de los hechos pudieron anotar la matrícula de su vehículo, tras lo que ha sido acusado de intento de asesinato y robo y está previsto que el domingo se presenten los cargos formalmente.
Varias personas que presenciaron los hechos afirmaron además que Grafton posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo de impedirlo.
En concreto, el suceso tuvo lugar en el barrio de Mosey, en Ramapo, donde reside una importante comunidad de judíos ortodoxos.
Esta agresión se suma a otras ocho que han tenido lugar esta semana en la ciudad de Nueva York en los que mujeres, hombres y niños judíos han sido golpeados e insultados, lo cual ha llevado al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, a reforzar la presencia policial en las zonas de la ciudad en la que se concentran los judíos.
Además, este mismo mes cinco personas fueron asesinadas en un ataque antisemita perpetrado por dos asaltantes en un supermercado kósher en Jersey City, en el vecino estado de Nueva Jersey, en el que murieron dos personas judías.
Cuomo por su parte concretó que desde el pasado 8 de diciembre, se han producido en el estado de Nueva York un total de 13 ataques antisemitas, por lo que el del sábado "no es un suceso aislado".
Afirmó asimismo que los incidentes de odio se producen en la región constantemente: "Hemos visto incidentes de odio por todo el estado contra la comunidad LGTB, los afroamericanos, los latinos... Y no solo en el estado de Nueva York, sino en toda la nación".
"Si alguien piensa que no está pasando algo venenoso en este país, es que se está negando a aceptar (la realidad)", agregó el político, que describió estas "acciones hostiles" como un "cáncer estadounidense".
Por ello, anunció que quiere que el estado de Nueva York sea el primero en tener leyes para luchar contra el terrorismo doméstico.
Por su parte, el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, llamó a la acción por los continuados ataques sobre los judíos.
"Mientras el pueblo judío celebra Janucá, seguimos sufriendo constantes ataques. Basta de hablar, es momento de hacer algo para disuadir a los que propagan este odio", afirmó Danon en un comunicado remitido a la prensa.
Subrayó asimismo que el antisemitismo se está convirtiendo en un fenómeno "prevalente en los EE.UU., Europa y el resto del mundo" y que la comunidad internacional debe unirse en la "lucha contra esta oleada de intolerancia y odio". EFE

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243