Mayo 06, 2021
Un soldado israelí saluda mientras la bandera es puesta a media asta mientra el país vive un día de luto nacional - Foto: REUTERS/Nir Elias
La bandera fue izada a media asta en los edificios públicos, las bases militares y las embajadas
Israel vive hoy, domingo, un día de luto nacional por las víctimas de la avalancha humana en el Monte Merón, en la Galilea, donde murieron al menos 45 personas y más de 150 resultaron heridas.
Las banderas fueron izadas a media asta en los edificios públicos, las bases militares y las embajadas en el exterior.
El país no vivía una tragedia civil de estas dimensiones desde 2010, cuando un intenso incendio forestal acabó con la vida de 44 personas en el Monte Carmel.
Los eventos deportivos y los conciertos fueron suspendidos y la reunión del Gabinete cancelada.
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, declaró la jornada de hoy, domingo, día de duelo nacional, tras visitar el Monte Merón, el viernes, horas después de la tragedia, que ocurrió durante las celebraciones de la festividad judía de Lag Baomer, en la que se tiene por costumbre visitar la tumba del rabino Shimon Bar Yojai.
“Quiero declarar el domingo día de luto nacional. Juntémonos con el dolor de las familias y recemos por la paz para los heridos”, expresó el mandatario.
Fuente : Aurora Digital
Un hombre abraza el cuerpo de Shraga Eliyahu Gashtner que falleció en la tragedia del Monte Merón durante su funeral en Jerusalén Foto: REUTERS/Ronen Zvulun
Más de 20 de los 45 muertos de la pasada noche en una estampida humana en Israel fueron enterrados esta tarde, antes del inicio del Shabat, aunque 15 fallecidos aún no se han podido identificar.
Hasta la tarde, unos 32 cadáveres fueron reconocidos por allegados o familiares tras la avalancha que causó casi medio centenar de muertos en la festividad judía de Lag Baomer en el Monte Merón de Galilea (norte del país).
Según los reportes, ya fueron enterrados esta tarde antes del Shabat (día de descanso judío), que comienza con el atardecer.
Las familias de los fallecidos -religiosos ultraortodoxos- querían enterrar los cuerpos cuanto antes, según marca la tradición judía, pero el proceso de identificación fue lento al ser "complicado y sensible", indicó el Instituto de Medicina Legal de Israel, encargado de llevar a cabo las tareas de reconocimiento.
Según el Ministerio de Salud, el proceso implica detectar las huellas dactilares o las pruebas de ADN de las presuntas víctimas para compararlas con los cuerpos.
La identificación de los cadáveres que quedan seguirá mañana por la tarde, tras acabarse el Shabat.
Entre los fallecidos hay menores de edad y también extranjeros: según el Canal 12 se habría identificado a un joven argentino y al menos a cinco estadounidenses, mientras la Embajada de EE.UU. en Israel intenta corroborar la información.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló hoy con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y le trasladó sus condolencias por el trágico suceso.
En una declaración remitida por la Casa Blanca, Biden explicó que ha ordenado a su equipo que ofrezca al Gobierno de Israel toda la asistencia que necesite tras este suceso.
Líderes de muchos países de la comunidad internacional mostraron hoy su pesar a las autoridades israelíes. Entre otros, el rey de Jordania, Abdallah II, o el rey de España, Felipe VI, expresaron sus condolencias al presidente del Estado de Israel, Reuvén Rivlin. Este también fue contactado por su homólogo palestino, Mahmud Abbás.
"Estamos orando por las víctimas y esperamos la recuperación de los heridos", deseó Abbás en una carta enviada a Rivlin.
La consternación en todo Israel por la trágica estampida derivó en gestos de solidaridad que se tradujeron en largas filas de personas para donar sangre en todo el país. Los residentes de localidades árabes de alrededor del Monte Merón también abrieron sus hogares a miembros de los equipos de rescate o evacuados, según la prensa.
Israel no vivía una tragedia de tal magnitud desde 2010, cuando un incendio forestal acabó con la vida de más de 40 personas. EFE y Aurora
El presidente Reuvén Rivlin recibe la vacuna contra el Coronavirus -Foto archivo: Mark Nyman GPO vía Twitter
El Ministerio de Salud anunció hoy, viernes, que en la jornada de ayer no se registraron fallecidos por Coronavirus. Por lo tanto, la cifra de víctimas fatales en el país desde el comienzo de la pandemia permanece en 6.343.
La última vez que no se registraron fallecidos por coronavirus fue el 29 de junio de 2020, cuando los niveles de morbilidad fueron reducidos tras la primera ola de la pandemia.
La cartera de Salud indicó que el jueves se llevaron a cabo 35.027 pruebas de diagnóstico, y se registraron 129 nuevos casos, lo que implica una tasa de contagios de 0,4%. Un total de 837.870 infecciones se registraron en el país desde el comienzo de la pandemia el año pasado.
La cifra de casos activos cayó a 1.897, entre ellos 160 enfermos que están en grave estado, incluyendo 97 que han sido entubados en respiradores artificiales.
El jueves, Israel superó los cinco millones de inoculados que recibieron las dos dosis de la vacuna.
El Ministerio de Salud apuntó que 5.005.418 personas recibieron las dos dosis de la vacuna (cerca del 54% de la población y más del 80% de los mayores de 16 años).
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Instalación nuclear de Natanz Foto: Hamed Saber vía Wikimedia Commons CC BY 2.0
El régimen iraní está ansioso por generar un sentido de urgencia en Occidente, presionando a la Administración Biden para que renuncie a su influencia en las sanciones y regrese al JCPOA de 2015. El reciente daño causado a la instalación de enriquecimiento de Natanz puede cambiar esta ecuación. En cualquier caso, como enseñó Munich 1938, es peligroso intentar ganar tiempo a costa de apaciguar a un régimen totalitario ambicioso.
El régimen iraní culpa a Israel por la explosión que dañó gravemente las instalaciones de Natanz. Decidió "tomar represalias" iniciando el enriquecimiento al 60% de uranio 235. El OIEA lo ha confirmado, poniendo a los iraníes un paso más cerca del objetivo de enriquecimiento al 93% (material fisionable de grado militar). La decisión se tomó en el contexto de las conversaciones "indirectas" en curso con los EE. UU. y las conversaciones directas en Viena con los otros cinco socios del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) de 2015 y la eliminación de las sanciones contra Irán.
La conducta iraní nos recuerda tres realidades básicas:
El proyecto nuclear iraní tiene un único propósito: la producción de una bomba nuclear. Dejando a un lado las excusas poco convincentes, no hay otra razón para enriquecer uranio al 60% (o incluso al 20%, dado que Irán no tiene ni tendrá submarinos de propulsión nuclear u otros buques). El sesenta por ciento es simplemente una estación de paso declarada para el almacenamiento de material fisible de grado militar. Irán también está trabajando en la fabricación de herramientas de uranio metálico y ha estado en posesión de tecnologías básicas de fabricación de bombas durante casi dos décadas (como lo demuestran los archivos nucleares iraníes capturados). En efecto, se ha abandonado la falsa pretensión iraní de "fines civiles". Nunca hubo una "fatwa" del Líder Supremo contra la adquisición de armas nucleares. El mundo lo sabe, y los iraníes apenas se molestan en esconderlo, que se trata de un proyecto militar. Sin embargo, todo el JCPOA de 2015 se basa en la audaz afirmación (como se explica en la página uno del acuerdo), que es una mentira absoluta: que el proyecto nuclear iraní es de naturaleza civil.
La exactitud y la verdad no son prioridades importantes para el liderazgo iraní. De hecho, una de las formas en que han enfrentado graves reveses - y de hecho, esto le ha servido bien a Israel - es simplemente inventar un logro importante donde no lo hubo, para suavizar el golpe. Por lo tanto, Irán afirmó falsamente haber infligido grandes pérdidas entre los soldados de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel] en respuesta a los ataques aéreos israelíes masivos contra objetivos iraníes en Siria el 10 de mayo de 2018 (Operación israelí "Castillo de naipes" en Siria). Este también puede ser el caso ahora. La afirmación de Irán de enriquecimiento al 60% puede ser precisa, pero no será fácil acumular grandes cantidades de material fisionable en los próximos meses, dado el daño a Natanz.
El principal objetivo del régimen iraní en la actualidad es generar un sentido de urgencia en Occidente (específicamente en la Administración Biden). Altos funcionarios estadounidenses, incluido el secretario de Estado Anthony Blinken, ya han citado evaluaciones alarmistas sobre el tiempo de irrupción [hacia la bomba atómica] de Irán para justificar un rápido regreso al JCPOA como lo fue en 2015; y solo entonces para negociar un acuerdo “más largo, más fuerte y más amplio”. Pero con el apalancamiento estadounidense desperdiciado (tras la flexibilización de las sanciones), ¿qué motivará al régimen iraní a comprometerse? Si Estados Unidos sucumbe a los argumentos de urgencia, que son manipulados por Irán, las perspectivas de lograr los objetivos que el propio Biden se ha fijado serán casi nulas.

Esto pone de relieve la importancia suprema del grave daño infligido a la instalación de enriquecimiento en Natanz. Esta instalación ha sido blanco de varios ataques en el pasado (incluyendo, como relata David Sanger en su libro Confront and Conceal, ciberataques sistémicos planeados durante los años de Bush y llevados a cabo bajo Obama en estrecha cooperación con Israel). Si la batalla es por el tiempo, entonces cada momento es esencial. Por lo tanto, Estados Unidos debería apreciar cualquier retraso significativo en la capacidad de Irán para alcanzar una bomba y, ciertamente, apreciar un revés medido en meses. El tiempo ganado debería utilizarse para mantener la presión sobre Irán hacia un mejor acuerdo, sin las actuales "cláusulas de extinción".
La Administración Biden bien puede resentir las acciones israelíes independientes y ha manifestado su preferencia por la diplomacia antes que el uso de la fuerza. (Ver el documento de Estrategia de Seguridad Nacional Provisional). Eventos como la explosión de Natanz “enturbian las aguas” en Viena y pueden interrumpir las negociaciones lideradas por el Departamento de Estado y los aliados europeos. Pero al final del día, el derecho de Israel a "defenderse por sí misma", un derecho reconocido formalmente por el presidente Obama, es un activo para la diplomacia estadounidense, si se usa de la manera correcta. La independencia de Israel podría proporcionar a los negociadores estadounidenses y sus socios europeos cartas claves a medida que evolucionan las conversaciones.
En cualquier caso, el esfuerzo por “ganar tiempo” es legítimo y digno. Frente a un régimen iraní decidido, ambicioso y totalitario, Estados Unidos no debe ceder principios claves ni renunciar a herramientas decisivas de influencia, ni debe abandonar a sus aliados leales.
Por desgracia, el apaciguamiento europeo de Hitler es la analogía histórica que me viene a la mente. Chamberlain, que probablemente entendía con qué clase de villano estaba tratando, quería ganar tiempo y se sintió tentado a creer que sus concesiones a Hitler en 1938 le permitirían ganar un par de años cruciales. (No lo hicieron. La guerra llegó en 11 meses). La triste observación es que si Chamberlain hubiera estado dispuesto a luchar contra Hitler en ese momento, la Segunda Guerra Mundial podría haberse evitado ya que el Alto Mando alemán estaba listo para derrocar a Hitler. El tiempo supuestamente "comprado" por la debilidad de Chamberlain en Munich se produjo a costa de 60 millones de vidas, la devastación de Europa y Asia y el Holocausto.
Los dos casos no son muy similares, excepto por esta lección principal. Una vez que el deseo de ganar tiempo impulsa la voluntad de aceptar las demandas de un régimen despiadado y totalitario empeñado en la subversión y la destrucción, las consecuencias trágicas son inevitables. Es esta idea la que debería impartirse a los amigos de la política y la diplomacia estadounidenses.
Fuente: JIIS - Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén
El coronel (res.) Dr. Eran Lerman es vicepresidente del Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén.
Fuente : Aurora Digital
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
La batería antimisiles Cúpula de Hierro intercepta un cohete lanzado desde Gaza tal como es visto desde la ciudad de Ashkelon Foto: REUTERS/Amir Cohen
Uno de los cohetes fue interceptado por la batería antimisiles Cúpula de Hierro y el otro explotó a campo abierto.
La batería antimisiles Cúpula de Hierro intercepta un cohete lanzado desde Gaza tal como es visto desde la ciudad de Ashkelon Foto: REUTERS/Amir Cohen Terroristas palestinos lanzaron desde la Franja de Gaza al menos dos cohetes el sábado a la noche contra el sur israelí. Se trata del segundo día de ataques contra las comunidades israelíes perpetrado desde el enclave costero controlado por la organización extremista islámica Hamás.
El primer cohete fue disparado a las 21:00 horas. Las sirenas del sistema de alerta temprano se escucharon en la ciudad de Sderot y otras comunidades cercanas enviando a sus habitantes a los refugios. Eventualmente, el cohete palestino fue derribado en el aire por la batería antimisiles Cúpula de Hierro.
Una joven de 18 años fue evacuada en estado de pánico al Hospital Barzilai de Ashkelon.
El segundo cohete lanzado a las 22:30 horas encendió las alarmas en el kibutz Nirim, situado al este del sur de Gaza. El cohete cayó cerca de la valla fronteriza, en un espacio abierto sin provocar heridos o daños materiales.
De acuerdo con los reportes, los palestinos lanzaron al mismo tiempo otros dos cohetes que no lograron cruzar la frontera y explotaron dentro del territorio de Gaza.
Los terroristas palestinos que controlan la Franja alegan que los ataques contra los poblados israelíes son una respuesta a los disturbios recientes en Jerusalén, donde judíos de ultraderecha han realizado violentas manifestaciones con contenido segregacionista, y habitantes árabes han perpetrado un número de ataques racistas contra judíos israelíes.
Pacífico Comunicaciones
Victor Hugo Villasante Paredes
Página 1 de 54

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243