Noviembre 24, 2020
Un marine norteamericano monta guardia tras la explosión en la Embajada de EE.UU. en Nairobi Foto archivo: REUTERS

Agentes israelíes eliminaron a balazos al número 2 de Al Qaeda, hace tres meses, en las calles de Teherán, por encargo de Washington, pero nadie –ni la red terrorista islámica, ni Irán, ni Estados Unidos, ni Israel- quiere reconocerlo públicamente, señala un reporte exclusivo del diario The New York Times.
Abdullah Ahmed Abdullah, alias Abu Muhammad al Masri, era considerado uno de los cerebros del atentado simultáneo con camiones bomba contra las embajadas de Estados Unidos en Nairobi (Kenia) y Dar es Salam (Tanzania), el 7 de agosto de 1998, que dejó un saldo de 224 muertos y más de cuatro mil heridos.
Cuatro oficiales de inteligencia estadounidenses confirmaron al diario que dos agentes israelíes que se desplazaban en una motoneta por la capital iraní se acercaron al vehículo en el que se desplazaba el terrorista y le efectuaron cuatro o cinco disparos de pistola con silenciador, cerca de su vivenda, precisamente en el aniversario del ataque a las embajadas. El reporte añade que en el incidente también falleció su hija Miriam, viuda de Hamza bin Laden, el hijo de Osama bin Laden, que también se encontraba en el rodado.
El FBI había ofrecido 10 millones de dólares por información que condujera a la captura del terrorista.
Abullah, de alrededor de 58 años, nacido en Egipto, era uno de los padres fundadores de Al Qaeda y se consideraba como el primero en la línea de sucesión del actual líder Ayman al Zawahri.
También estuvo involucrado en el atentado en Mobassa, Kenia, en 2002, en el que fueron asesinadas trece personas, entre ellas tres turistas israelíes.
Teniente general H.R. McMaster Foto archivo: Marina de EE.UU. James E. Foehl Dominio Público

El ex consejero de Seguridad Nacional de la Administración Trump, general Herber Raymond McMaster, advirtió durante una entrevista ofrecida a la cadena norteamericana Fox News, que Israel podría atacar a Irán si percibe que existe una amenaza existencial, incluso en los últimos días del gobierno republicano.
McMaster explicó que la concepción del establishment de defensa de Israel se basa en la doctrina Begin que sugiere que el país “no aceptará que un estado hostil tenga las armas más destructivas del Planeta”.
Esta concepción fue llevada a la práctica por primera vez por el ex primer ministro, Menachem Begin, quien ordenó una sorprendente operación para destruir el reactor nuclear iraquí de Osirak, en 1981, cuando en el país árabe gobernaba Saddam Hussein.
La doctrina fue aplicada nuevamente por el primer ministro, Ehud Olmert, que dio luz verde a los aviones israelíes, en 2007, que demolieron las instalaciones nucleares que el presidente sirio Bashar al Assad estaba construyendo en el desierto con la ayuda de científicos norcoreanos.
McMaster le dijo a Fox News que la situación actual se parece a la de 2006, cuando Irán se estaba aproximando a la capacidad nuclear militar e Israel, bajo el gobierno de Olmert, “estuvo por actuar”.
McMaster calificó el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), el pacto nuclear con Irán de 2015, promovido por la Administración Obama, de un “desastre político disfrazado de triunfo diplomático”, y que lo único que logró fue envalentonar a la República Islámica y poner grandes cantidades de dinero efectivo en manos de los ayatollahs, al levantar las sanciones. El ex asesor de seguridad nacional sostuvo que Teherán no uso ese dinero para mejorar la economía o las condiciones de vida de la población sino para intensificar la guerra sectaria en la región y aumentar los esfuerzos para desplegar milicias armadas hostiles en las fronteras con Israel.
McMaster advirtió contra un apresurado retorno al plan nuclear con Irán, del que se retiró unilateralmente la Administración Trump en 2017.
Mc Master se refería a los probables designios del presidente electo norteamericano Joe Biden, quien asumirá el próximo 20 de enero, y ha manifestado durante la campaña electoral que su futuro gobierno regresaría a Estados Unidos al pacto nuclear con Irán.
Joe Biden: REUTERS/Kevin Lamarque

Un cambio de la política estadounidense con respecto al programa nuclear iraní podría conducir a una guerra entre Israel y la República Islámica, advirtió el ministro de Asuntos de Colonización Tzachi Hanegbi, durante una entrevista ofrecida al Canal 13 de la televisión,
Hanegbi indicó que no es la política del candidato demócrata Joe Biden sobre los asentamientos, que se supone que será más dura, lo que le preocupa; sino el acuerdo iraní.
“Biden ha dicho abiertamente durante largo tiempo que volverá al acuerdo nuclear” con Irán, en referencia al Plan Integral de Acción Conjunto, del que Estados Unidos se retiró bajo las órdenes del presidente Donald Trump, en 2018.
“Lo veo como algo que conducirá a la confrontación entre Israel e Irán”, expresó el ministro. Hanegbi elogió la política de “máxima presión” de la Administración Trump sobre el régimen iraní, destacando que “funciona y nosotros vemos los resultados”.
En sintonía con la visión del primer ministro, Benjamín Netanyahu, Hanegbi aseveró que al igual que la mayoría de los israelíes, cree que el acuerdo firmado con Irán por la Administración Obama en 2015 fue un error tanto para los intereses de Israel como para los de Estados Unidos.
“Si Biden mantiene esa política”, manifestó Hanegbi, “al final habrá una confrontación violenta entre Israel e Irán”.
Un eventual acuerdo de Trump con Irán, estimó Hanebi podría ser “un argumento diferente impuesto a través de la máxima presión de las sanciones”.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Ministerio de Defensa, Instituto de Investigación Biológica

El Ministerio de Defensa, el Instituto de Investigación Biológica y el Ministro de Salud anunciaron el comienzo de la etapa de pruebas clínicas en seres humanos de la vacuna contra el coronavirus.
Tras haber completado los preparativos, la investigación y el desarrollo y haber recibido todas las autorizaciones del Ministerio de Salud y la Comisión Helsinki, comenzará el primero de noviembre la primera fase de pruebas en seres humanos.
En noviembre se llevarán a cabo las primeras pruebas de seguridad en 80 voluntarios sanos de entre 18 y 55 años.
En diciembre se realizarán pruebas de seguridad amplias en 960 voluntarios sanos de más de 18 años.
Entre abril y mayo se llevarán a cabo pruebas de amplio alcance en hasta 30 mil voluntarios sanos de más de 18 años.
Si la vacuna funciona bien y no se registran efectos colaterales significativos, entonces será aprobada para su uso en la población en general.
Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, y el presidente del Consejo Soberano de Sudán general Abdel Fattah al Burham Foto: REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah


Washington ha dado a Sudán un plazo de 24 horas para que decida si acepta el trato de normalizar las relaciones con Israel a cambio de ayuda económica y de salir de la lista negra estadounidense de países que patrocinan el terrorismo, informan varias fuentes árabes, entre ellas CNN Árabe y Asharq News, con sede en Dubái, que a su vez citan a altos factores del gobierno de Jartum.
Los reportes añaden que los líderes del gobierno sudanés han mantenido largas horas de discusión para analizar la oferta.
El mes pasado, funcionarios de Sudán, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos mantuvieron intensas conversaciones en Abu Dabi, sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo según el cual el país africano normalizaría las relaciones con Israel.
En febrero pasado, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se reunió con el presidente del Consejo Soberano de Sudán, teniente general Abdel Fattah al Burhan, en Uganda, y ambos líderes siguieron discutiendo la posibilidad de normalizar las relaciones entre los dos países a través de canales secretos.
Sudán aún debe pagar 300 millones de dólares de indemnización a las familias de los ciudadanos estadounidenses asesinados en atentados terroristas contra embajadas de Estados Unidos en Nairobi, Kenia, y Dar es Salam, Tanzania en 1998 y contra el buque USS Cole en el año 2000.
Según los reportes, Sudán reclama a Estados Unidos que lo quite de su lista de países que patrocinan el terrorismo y apruebe un proyecto de ley en el Congreso que le brindaría inmunidad contra futuras demandas en los tribunales norteamericanos.
El secretario de Estado, Mike Pompeo, cree que la normalización de relaciones entre Sudán e Israel convencerá a los legisladores demócratas y republicanos para que apoyen tal proyecto de ley.
Burham se reunió a fines de septiembre, en Abu Dabi, con el príncipe heredero, jeque Mohammed bin Zayed. Y en los márgenes del encuentro, funcionarios de primera línea de Estados Unidos, Sudán y Emiratos discutieron los detalles del posible acuerdo que incluiría la normalización con Israel a cambio de un gran paquete de asistencia económica de Estados Unidos.
El vicepresidente del Consejo Soberano de Sudán, general Mohammad Hamdan Dagalo, conocido popularmente como “Hemetti”, manifestó recientemente que Jartum establecerá pronto relaciones con Israel, para beneficio del país africano.
“Israel es desarrollado. Todo el mundo trabaja con Israel. Necesitamos a Israel para el desarrollo y la agricultura”, apuntó Dagalo al canal Sudan24TV.
Sudán está actualmente regido por un gobierno de transición, integrado por militares y civiles, que fue creado tras el derrocamiento del dictador Omar al Bashir, el año pasado.
Según los informes, los militares están ansiosos por alcanzar un acuerdo de paz con Israel, mediado por Estados Unidos, a cambio de ayuda económica para sacar al país de la crisis; pero los políticos civiles que integran el gobierno interino prefieren sellar el pacto después de las elecciones el año próximo.
Página 1 de 49

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243