Enero 22, 2020
Misil Shahab 3 exhibido en Teherán en el Día de Jerusalén Foto archivo: Agencia de Noticias Tasnim Wikimedia CC BY 4.0
Francia, Alemania y el Reino Unido endurecieron su lenguaje hacia Irán en un comunicado conjunto, en el que exhortan a Teherán a no incumplir los acuerdos nucleares de 2015 y denuncian su papel de desestabilizador en la región y su programa balístico.
Tras recordar que los tres países han lamentado que Estados Unidos se saliera de forma unilateral del acuerdo nuclear con Irán y reanudara las sanciones contra Teherán, los firmantes denuncian la violación del mismo por parte de las autoridades iraníes, según un comunicado difundido por el Elíseo, sede de la Presidencia francesa.
"Es esencial que Irán vuelva al pleno respeto de sus obligaciones contenidas en el acuerdo. Hemos mostrado nuestra profunda preocupación frente a las acciones emprendidas por Irán en violación de sus compromisos desde julio de 2019", indican París, Berlín y Londres, que instan a cesar esas violaciones, en clara referencia al enriquecimiento de uranio.
En caso contrario, avisan, se reservan la posibilidad de aplicar las cláusulas contenidas en el acuerdo, sin especificar cuáles.
Francia, Alemania y Reino Unido consideran necesario "definir un marco a largo plazo para el programa nuclear iraní".
Los tres firmantes denuncian el "papel desestabilizador" que ha desempeñado Teherán los últimos meses en la región, sobre todo mediante los Guardianes de la Revolución Islámica y la fuerza Al Quds.
"Nuestro compromiso en favor de la seguridad de nuestros aliados es inquebrantable. Tenemos que responder, mediante la diplomacia y de manera significativa a las preocupaciones comunes sobre las actividades desestabilizadoras de Irán, incluida la referida a su programa de misiles", señalan.
Por otro lado, París, Berlín y Londres se comprometen a trabajar junto a Teherán en las próximas etapas, tras el reconocimiento de Irán de que derribó por error el miércoles pasado un avión ucraniano con 176 personas a bordo. EFE y Aurora
Jeremy Hunt Foto: Ministerio de Exteriores de Gran Bretaña OGL V3.0
El Gobierno británico pidió a las embarcaciones del Reino Unido que permanezcan fuera del Estrecho de Ormuz por un "periodo provisional", después de que un petrolero de este país fuese capturado el viernes por guardias iraníes.
El petrolero británico Stena Impero, de la naviera Stena Bulk, perdió el contacto con su operador sobre las 15.00 horas GMT de ayer, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.
Otro petrolero, el Mesdar, de bandera liberiana, consiguió ayer restablecer contacto con su operador británico y continuó su viaje por Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados iraníes.
Un portavoz del Gobierno pidió hoy a los barcos británicos que eviten pasar por la zona y reiteró que está "profundamente" preocupado por unas medidas iraníes "inaceptables".
Como ya ha dicho el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, el Reino Unido evaluará su respuesta y habrá "graves consecuencias si la situación no es resuelta", agregó la fuente.
Por otro lado, el operador del Stena Impero ha informado de que el petrolero cumplía "plenamente" con todas las regulaciones sobre la navegación internacional cuando fue interceptado.
Según Stena Bulk, no hay heridos entre los 23 miembros de la tripulación, de diversas nacionales pero ninguno británico.
El barco "ya no está bajo el control de la tripulación y no se puede contactar" con él, agregó un portavoz de la compañía.
La naviera del Master, la Norbulk Shipping UK, con sede en Glasgow (Escocia), comunicó anoche que pudo restablecer el contacto con el barco y que toda la tripulación está bien.
Hunt dijo estar "extremadamente preocupado" por la "inaceptable" actitud de Irán y advirtió de "graves consecuencias" si la situación no es resuelta pronto.
"Somos absolutamente claros de que, si esta situación no es resuelta rápidamente, habrá graves consecuencias. No estamos considerando opciones militares, estamos mirando una manera diplomática de resolver la situación, pero somos muy claros de que tiene que ser resuelta", insistió el ministro.
"Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todas las embarcaciones puedan moverse con seguridad", agregó.
El Stena, de 30.000 toneladas, había zarpado hoy desde Emiratos Árabes Unidos y se dirigía a un puerto de Arabia Saudita.
La captura anunciada por la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán se ha producido el mismo día en el que Gibraltar extendió durante treinta días más la detención del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace dos semanas en ese territorio por las sospechas de que llevaba crudo a Siria, en desafío a las sanciones de la Unión Europea (UE).
Cuatro miembros de la tripulación del petrolero, entre ellos el capitán, fueron detenidos, aunque fueron puestos en libertad bajo fianza la pasada semana. EFE
Destructor HMS Duncan Foto: LA Stu Hill MOD Wikimedia OGL v1.0
El Gobierno del Reino Unido anunció este viernes el envío de un segundo buque de guerra al Golfo Pérsico para reforzar su presencia en la región, después de que embarcaciones iraníes tratasen de impedir ayer el paso de un petrolero británico por el Estrecho de Ormuz.
El destructor "Duncan", actualmente en aguas del Bósforo (Turquía), se desplazará al golfo Pérsico para operar junto con el "Montrose", que impidió el jueves que barcos iraníes interceptaran al buque comercial británico.
El "Montrose" tiene previsto retirarse de la región próximamente por labores de mantenimiento, pero las tensiones con Irán han adelantado el envío de su relevo y ambos navíos se mantendrán en la zona durante un corto periodo de tiempo, según han revelado medios británicos.
"Esto asegurará que el Reino Unido, junto con sus aliados internacionales, es capaz de continuar asegurando la libertad de navegación para los barcos que atraviesan esta ruta comercial vital", señaló un portavoz del Ejecutivo británico.
El ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, subrayó por su parte que el Reino Unido tiene la "responsabilidad de proteger a los barcos" del Reino Unido.
"Debemos reaccionar de manera acorde a las amenazas que afrontamos", señaló Hunt, uno de los dos candidatos conservadores junto con su antecesor, Boris Johnson, para hacerse con el liderazgo del Partido Conservador y la jefatura de Gobierno británico a finales de este mes.
En una entrevista con la cadena BBC Radio 4, el ministro de Exteriores recalcó asimismo que su objetivo es tratar de "suavizar la situación" de tensión en el golfo Pérsico.
"Queremos hacer todo lo posible para asegurarnos de que no se produce una escalada sin intención, lo que podría ser muy peligroso para el mundo", dijo Hunt.
Efectivos de la Marina Real británica interceptaron la pasada semana un petrolero iraní en Gibraltar, ante la sospecha de que transportaba crudo a una refinería de Siria.
La policía gibraltareña informó ayer del arresto del capitán y el primer oficial de ese buque, tras llevar a cabo un "exhaustivo" registro de la embarcación.
Teherán urgió por su parte al Reino Unido este viernes a que libere lo antes posible al petrolero y esgrimió que los argumentos del Reino Unido para mantener retenida a la embarcación son "irrelevantes desde el punto de vista legal". EFE

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243