Marzo 18, 2019
Foto: Fuerza Aérea de Israel
El director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, manifestó que los ataques de Israel en Siria aumentan la posibilidad de una guerra con Irán. Coats expresó además sus preocupaciones con respecto a la influencia iraní en la región.
“Nosotros evaluamos que Irán busca evitar un conflicto armado importante con Israel”, expresó Coats al Comité Selecto de Inteligencia del Senado de EE.UU. “Sin embargo, los ataques israelíes que resultan en bajas iraníes aumentan la posibilidad de represalias convencionales iraníes contra Israel”.
"Los esfuerzos de Irán para consolidar su influencia en Siria y armar a Hezbollah han provocado ataques aéreos israelíes en enero de 2019 contra posiciones iraníes dentro de Siria y subrayan nuestra creciente preocupación por la trayectoria a largo plazo de la influencia iraní en la región y el riesgo de que el conflicto se intensifique”, apuntó Coates.
El director de la Inteligencia Nacional estadounidense añadió que el presidente sirio, Bashar al Assad, ha derrotado a la oposición y que ahora tratará de extender de nuevo su control sobre todo el país. Esto es, tratando de no involucrarse en un enfrentamiento con Turquía o Israel.
La crisis venezolana entró por primera vez formalmente al Consejo de Seguridad de la ONU, donde Washington y Moscú cruzaron fuertes acusaciones y mostraron que el país sudamericano es escenario de su pulso global
Vasily Nebenzya de Rusia y Mike Pompeo de Estados Unidos se enfrentaron en el Consejo de Seguridad de la ONU.
BBC Mundo 27.01.2019 / 11:33 am Hubo llamados a tomar posición por un lado u otro. Acusaciones de intento de golpe de Estado o desestabilización. Y hasta se desempolvaron viejas expresiones, como la de "países satélites".
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) reunido en Nueva York pareció volver a los tiempos de la Guerra Fría al abordar la crisis de Venezuela este sábado, con un choque directo entre Estados Unidos y Rusia.
►¿Por qué los militares de Venezuela se la juegan por Nicolás Maduro?
►¿Quién es Fabiana Rosales? Todo sobre la esposa de Juan Guaidó, periodista, política e influencer
►Guaidó aumenta presión contra Maduro con marcha y amnistía
El encuentro ocurrió días después que el líder opositor venezolano, Juan Guaidó, se autoproclamara el miércoles "presidente encargado" de su país y recibiera el reconocimiento de Estados Unidos, Canadá y las mayores naciones de Sudamérica.
Sin embargo, Rusia y China mantienen su respaldo al gobierno de Nicolás Maduro, que acusa a Guaidó de querer dar un "golpe de Estado" dirigido por Washington.
En este contexto, la reunión en la ONU convocada por Estados Unidos —que estuvo representado por su secretario de Estado, Michael Pompeo— concluyó sin un acuerdo entre las grandes potencias.
Pero marcó la primera vez que el Consejo de Seguridad discutió formalmente sobre Venezuela, reflejando hasta qué punto el país sudamericano se volvió un asunto de interés internacional y otro escenario del pulso global entre Washington y Moscú.

EE.UU. reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Rusia y China respaldan a Nicolás Maduro.
Primer round
La sesión comenzó por la mañana con un intento del representante ruso, Vasily Nebenzya, de evitar que se celebrara la reunión.
"Venezuela no supone una amenaza para la paz ni para la seguridad", sostuvo.
Y agregó que esa amenaza sí surge de las acciones de Estados Unidos y sus aliados, que a su juicio buscan expulsar al presidente legítimo de Venezuela.
"Esto supone un quebrantamiento del derecho internacional, el intento de Washington de orquestar un golpe de Estado", afirmó el diplomático.
Pompeo respondió que millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años, lo que abruma a los países vecinos.

Rusia intentó que la reunión no se celebrara.
"El ex presidente Maduro tiene toda la responsabilidad de esta tragedia", dijo.
"Ahora tenemos un nuevo presidente en Venezuela: Juan Guaidó, que ha prometido celebrar elecciones, devolver el orden constitucional al país y la seguridad a la región. No podemos postergar esta conversación crucial", agregó.
Finalmente, el intento ruso de evitar el debate sobre Venezuela fracasó: nueve miembros votaron a favor de seguir adelante (Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Perú, Bélgica, Polonia, Kuwuait y República Dominicana), cuatro en contra (Rusia, China, Guinea Ecuatorial y Sudáfrica) y dos se abstuvieron (Indonesia y Costa de Marfil).
Washington logró así su primer objetivo del día.
"Elija un lado"
Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta de la ONU para asuntos políticos y consolidación de la paz, expresó luego su "honda preocupación" por Venezuela, su tensión política, la situación de los derechos humanos y el colapso de su economía.

Durante la reunión, la ONU presentó cifras sobre la situación social en Venezuela.
Presentó cifras de la ONU que señalan que 3,7 millones de venezolanos sufrieron de subalimentación entre el 2015 y 2017, que la tasa de mortalidad infantil se duplicó en los últimos años y 2,3 millones de personas abandonaron el país, sobre todo hacia naciones vecinas.
Pompeo retomó la palabra minutos después, con un desafío.
"Es el momento para que cada nación elija un lado. No más retrasos, no más tretas: o están con las fuerzas de la libertad o están aliados a Maduro y su caos", dijo el secretario de Estado.
Aseguró que "China y Rusia están apoyando un régimen fallido con la esperanza de recuperar miles de millones de dólares en inversiones mal concebidas".
Y agregó que "los matones de seguridad e inteligencia cubanos" apoyan y protegen a Maduro, enviados por el gobierno de la isla.
Pompeo indicó que espera que los diplomáticos estadounidenses que permanecen en Venezuela sean protegidos según la Convención de Viena, aunque el miércoles Maduro les dio 72 horas para abandonar el país.
"No pongan a prueba la determinación de Estados Unidos de proteger a su gente", advirtió.
Minutos después, el representante ruso afirmó que Estados Unidos convocó a la reunión como parte de un "juego sucio" para desestabilizar a Venezuela y cambiar su gobierno.

Pompeo instó a que las naciones decidieran de qué lado están.
"Los estadounidenses no han cambiado en absoluto su manera de ver a América Latina (como su) zona de interés exclusiva, un patio trasero donde pueden hacer lo que les de la gana", dijo.
Nebenzya cuestionó a Pompeo, sentado a menos de 10 metros de él, sobre la afirmación de Estados Unidos de que "todas las opciones" están sobre la mesa para Venezuela.
"¿Significa ello que Estados Unidos está dispuesto a recurrir a la fuerza armada contra un Estado soberano bajo ese pretexto inventado?", interrogó.
Sin haber respondido en la reunión, Pompeo fue consultado luego por la prensa sobre esa pregunta y dijo que evitaría "especular o hipotetizar" sobre los siguientes pasos.
"Satélites"
En un mensaje corto, el embajador chino, Ma Zhaoxu, llamó a mantener la calma y negó que la situación de Venezuela suponga una amenaza a la paz y seguridad nacional.
Los representantes del Reino Unido, Alemania y Francia reclamaron en la ONU que Maduro convoque a elecciones en Venezuela en un plazo de ocho días.

Jorge Arreaza sostuvo que EE.UU. está liderando un golpe de Estado.
De lo contrario, advirtieron, también reconocerán a Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela.
Pero el representante ruso también respondió a esto, calificándolo de "ultimátums absurdos" y "provocación".
"¿Qué le parecería a usted si la Federación de Rusia le pidiese discutir en el Consejo de Seguridad la situación de Francia y los chalecos amarillos, que también este fin de semana están manifestándose por millares en las calles?", preguntó.
El representante alemán, Christoph Heusgen, notó entonces que su colega ruso evitaba hablar sobre las "graves vulneraciones de derechos humanos" en Venezuela.
El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó de "acción injerencista" el ultimátum europeo y sostuvo que Estados Unidos "está delante del golpe de Estado, a la vanguardia, y dicta las órdenes no sólo a la oposición venezolana sino también a los gobiernos satélites".
Arreaza negó que Guaidó pueda ser reconocido legalmente como presidente de Venezuela, dijo que el gobierno de Maduro está abierto al diálogo y admitió que hay "una situación migratoria nueva", que atribuyó a la economía del país.

Grupos de manifestantes se reunieron a las afueras de la sede de la ONU en Nueva York.
Elliot Abrams, quien el viernes fue nombrado por Pompeo para conducir la política de Estados Unidos sobre Venezuela, tomó la palabra entonces para rechazar la calificación de "satélite" de los aliados de Washington.
"Hoy hay un satélite presente aquí y es Venezuela, que desafortunadamente se convirtió en satélite de Cuba y Rusia", dijo Abrams.
El representante ruso preguntó entonces quién era Abrams, pero Arreaza demostró saberlo al recordar que fue indultado de una condena que recibió por mentir al Congreso de EE.UU. acerca del escándalo Irán-Contra en Nicaragua de los años 80.
La reunión continuó hasta la tarde. Varios países del Grupo de Lima, como Brasil y Colombia, expresaron su respaldo a Guaidó. Otros como Cuba y Nicaragua reiteraron su respaldo a Maduro. Y algunos como México y Uruguay abogaron por un nuevo proceso de negociación en Venezuela.
El último orador fue el embajador ruso, quien afirmó que más países de América Latina y el Caribe se habían manifestado a favor de Maduro que en contra.
"Estados Unidos no ha logrado sus objetivos", sostuvo. "Entonces, ¿para qué convocar a esta sesión?".
Netanyahu: “Adoptaremos acciones contundentes contra los intentos de Irán de afianzarse en Siria”
Convoy de tropas de EE UU, el viernes en el noreste de Siria. DELIL SOULEIMAN AFP
El militar más condecorado en la historia de Israel, el exjefe del Estado Mayor del Ejército y ex primer ministro laborista Ehud Barak, lo ha reconocido con crudeza: “[Donald] Trump abandona Siria y los iraníes lo están celebrando. Es una gran decepción. Ahora Israel es el único responsable de su destino y su futuro”. A pesar de la promesa del presidente de Estados Unidos de preservar por “medios alternativos” su influencia en Oriente Próximo, el jefe del Gobierno de Israel, el conservador Benjamín Netanyahu, tampoco quiso ocultar el jueves un gesto grave al anunciar que su país seguirá adoptando “acciones contundentes contra los intentos de Irán de afianzarse en Siria”.
Expertos militares y analistas de seguridad interpretan en la prensa en hebreo el anuncio del repliegue militar norteamericano como un vuelco en el equilibrio de fuerzas regional que amenaza los intereses del Estado judío. A comienzos de esta semana, altos cargos diplomáticos y militares israelíes intentaron convencer a la Administración Trump de que mantuviera la presencia de los 2.000 miembros de las fuerzas especiales destacados en Siria. Pero el martes el presidente republicano telefoneó a Netanyahu para comunicarle su decisión. Desde entonces el primer ministro ha insistido en público en que Israel “intensificará el esfuerzo militar” contra la amenaza de Teherán y de sus aliados chiíes y que para ello seguirá contando “con el pleno respaldo de Estados Unidos”.
“El despliegue de EE UU [en Siria] ha contribuido a bloquear la expansión de la influencia iraní”, concluye el analista militar de Haaretz, Amos Harel. Además de las fuerzas especiales destacadas en la región kurda del noreste, el Pentágono controla en territorio sirio una estratégica base aérea en Al Tanf, cerca de las fronteras de Irak y Jordania en el sur. “La presencia norteamericana en este enclave ha sido determinante para evitar la creación de un corredor terrestre desde Irán hasta Líbano para rearmar a sus fuerzas y aliados”, advierte Harel. “Israel queda ahora más aislado que antes en su pugna para expulsar a los iraníes de Siria”.
Netanyahu se ha beneficiado de una estrecha relación con Trump, a quien considera el presidente estadounidense más favorable a Israel, ya que ha reconocido Jerusalén como capital del Estado judío y trasladado a la Ciudad Santa la Embajada de su país, en contra del consenso de la comunidad internacional. El mandatario republicano también ha roto el pacto nuclear con Teherán suscrito por su predecesor, el demócrata Barack Obama, y restablecido las sanciones al régimen iraní, en línea con la agenda exterior israelí. Netanyahu confiaba, además, en que Washington no retiraría sus tropas de Siria mientras la Fuerza Al Quds, cuerpo expedicionario de la Guardia Revolucionaria iraní, y la milicia libanesa Hezbolá no hubiesen abandonado el país árabe.
Pese a su limitada presencia militar en Siria, EE UU ha actuado hasta el presente como un contrapeso a la ambición de hegemonía regional de Rusia en Oriente Próximo. Al contrario que la Casa Blanca, el Kremlin mantiene relaciones con todos los actores sobre el tablero regional, incluido Israel. “El estamento de seguridad israelí tiene muy claro que, tras la retirada de las tropas norteamericanas, los rusos van a sentirse más libres a la hora de decidir sus acciones”, argumenta Alex Fishman, corresponsal de Defensa del diario Yedioth Ahronoth. “Este escenario”, concluye, “es una invitación a una escalada bélica”.

La Asamblea General de la ONU se reúne desde las 15.00 horas de este martes (en la España peninsular; 9 de la mañana en Nueva York) y hasta el próximo lunes. En la primera jornada de la sesión, la número 73 desde la creación de Naciones Unidas, ha tomado la palabra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha sido el quinto en hablar, tras la intervención del secretario general de la ONU, António Guterres, de la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa Garcés, del presidente de Brasil, Michel Temer y del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno. La intervención del presidente estadounidense iba a preceder a la de Moreno, aunque este ha tomado finalmente la palabra antes que el norteamericano, que se ha retrasado. Un año después de su primera comparecencia en idéntico foro, Trump se presenta ante el mundo después de haber liquidado el programa nuclear iraní, trasladado la Embajada de EEUU en Israel a Jerusalén, eliminado los fondos para Palestina, anulado la participación de su país en la Unesco y el Consejo de Derechos Humanos, reducido la contribución a las fuerzas de mantenimiento de la paz y desatado varias guerras comerciales, especialmente con China. Un balance tremendo después de que el pasado curso ya liquidara el acuerdo del clima de París y los tratados comerciales con Europa y el área del Pacífico.
Los fuertes vientos y las inundaciones causadas por Florence —huracán degradado a tormenta tropical— dejaron al menos cinco víctimas mortales en la costa este de Estados Unidos.
"Esta tormenta es implacable e insoportable. Probablemente no haya un condado o una persona que no se vea afectada de alguna manera por esta tormenta tan masiva y violenta", afirmó el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, a CNN.
Pese a que dejó de tener la fuerza un huracán cuando tocó tierra, meteorólogos consideran que el lento avance de la tormenta de más de 550 kilómetros de largo a través de Carolina del Norte y Carolina del Sur (estados al sureste de Estados Unidos) podría dejar a la mayor parte de la región bajo el agua en los próximos días.
Más: Florence podría dejar sin energía hasta 2,5 millones de usuarios en Carolina del Norte

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243