Diciembre 03, 2021
Foto ilustracion: Fernando Zhiminaicela Pixabay

El Instituto de Israel para Investigación Biotecnológica, dependiente del Ministerio de Defensa, informó hoy jueves de que ha conseguido desarrollar más anticuerpos que neutralizan el coronavirus, además del presentado esta semana, que acelerarán la creación de fármacos.
Los investigadores aseguraron hoy al presidente de Israel, Reuvén Rivlin, y el titular de Defensa, Naftali Bennett, que han sido probados de forma satisfactoria y aclararon que permitirá desarrollar medicamentos para pacientes con COVID-19, pero que no se trata de una vacuna.
No se informó sobre si se han utilizado en ensayos clínicos con humanos. Según el digital Times of Israel, en concreto se han detectado tres nuevos anticuerpos.
Esta semana el centro de investigación anunció el desarrollo de un primer anticuerpo, que ataca el virus de forma monoclonal, y hoy añadió que los nuevos desarrollados permitirán incluso utilizarse si el virus muta.
En los próximos días, se llevará a cabo el registro de patentes y luego los investigadores publicarán un artículo científico para su revisión por pares, anunció el centro.
"El mundo entero espera el día en que se encuentre un anticuerpo, una inmunización, un medicamento o un tratamiento que nos ayude a salvar vidas", declaró Rivlin y adelantó que "aunque el proceso es largo y complejo" los actuales avances suponen un paso significativo "hacia la victoria".
Decenas de equipos de investigación buscan en el mundo una vacuna para el virus SARS-CoV-2 que ha provocado una pandemia con más de 260.000 muertos, y alrededor de una docena estarían en los primeros estadios de ensayos en humanos.
En este caso se trata de unos anticuerpos para la creación de fármacos, desarrollados por el Instituto de Israel para Investigación Biotecnológica que se dedica, entre otras cuestiones, a investigar sobre armas químicas y buscar antídotos para ellas. EFE

Pacífico Comunicaciones
Víctor Villasante
Universidad Hebrea de Jerusalén Foto: Grauesel Wikimedia CC BY-SA 3.0

En Israel no se detienen los esfuerzos en la lucha contra el coronavirus. Este lunes comunicaron un gran avance desde la Universidad Hebrea de Jerusalén. Un equipo de investigadores han desarrollado un antibiótico inyectable con un nuevo modo de acción, que podría tener un impacto significativo en la tasa de morbilidad de pandemias como COVID-19.
Quién trabaja en este proceso es Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea. Ellos explican que "La mupirocina, un antibiótico tópico altamente efectivo, fue reformulado por investigadores de la Universidad Hebrea para permitir el suministro intravenoso, y al hacerlo, han creado nuevas propiedades para combatir las bacterias resistentes a los medicamentos. Según algunos estudios, cerca del 50% de las muertes por COVID-19 involucraron infecciones bacterianas secundarias".
Según las cifras de la Organización Europea de Resistencia a los Antibióticos (AMR), 700,000 personas mueren cada año por infecciones resistentes, y si no se logra una mejora significativa en el campo, ese número aumentará a 10 millones para 2050. Los pacientes con sistemas inmunes debilitados, como aquellos con COVID-19, el peligro es agudo. Además, se espera que el uso intensivo de antibióticos durante esta pandemia aumente aún más este problema.
La resistencia a los antibióticos es una de las principales amenazas para la salud mundial, según la Organización Mundial de la Salud. El profesor Yechezkel Barenholz, investigador principal detrás del estudio, expresó: "La capacidad de tomar un medicamento existente y alterar su funcionamiento puede tener un impacto significativo en el problema de la resistencia a los antibióticos y las infecciones bacterianas secundarias relacionadas con COVID-19 y puede allanar el camino para un nuevo régimen de tratamiento. Hemos tenido resultados muy sólidos de modelos animales relevantes, y esperamos pasar a ensayos clínicos con Nano-mupirocina (la formulación nano-liposomal de mupirocina), ya que creemos que el potencial de este descubrimiento es inmenso”.
El tratamiento innovador, que se avanzó mediante el uso de inteligencia artificial (IA), fue desarrollado principalmente por el Prof. Barenholz, quien dirige el Laboratorio de Investigación de Membranas y Liposomas en la Escuela de Medicina de Hadassah y el Dr. Ahuva Cern en colaboración con el Prof. Amiram Goldblum , todos los cuales provienen de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea. La investigación recibió el apoyo del Instituto Nacional de Salud (NIH).
"Este medicamento, si se aprueba, mejora fundamentalmente el arsenal de antibióticos disponibles para tratar infecciones resistentes, incluidas las asociadas con COVID-19".dijo el Dr. Cern.
En medio de la salida paulatina del confinamiento, Israel continúa buscando alternativas para enfrentar esta crisis y retornar a la rutina.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Pixabay

La pandemia continúa azotando al mundo. Ha sobrepasado los 4 millones de infectados, y ha producido 278.000 defunciones.
En el difícil cuadro mundial donde hay llamados urgentes a cancelar o aliviar la deuda externa para que los países en desarrollo puedan dedicar esos recursos a programas para los más pobres, que están siendo los más afectados, asoman algunos rayos de luz, estimulantes. Entre ellos:
El virus es derrotable. 12 países han logrado ya reducir totalmente su impacto, y están reintegrando gradual y cuidadosamente sus economías a un funcionamiento por sectores. La lista incluye desde países pequeños como Taiwán, Costa Rica, Finlandia, Nueva Zelanda e Israel, hasta grandes países como Alemania, Corea, y China.
La experiencia de Israel es notable. Con políticas muy enérgicas, de testeo, prevención y cuidado, y una aplicación intensiva de tecnologías de punta, se colocó en la avanzada mundial de países que bajaron la pandemia a niveles reducidos, y se prevé que muchos de sus niños retornen muy pronto al colegio. Toda la tarea apoyada con gran compromiso por la ciudadanía fue acompañada por un formidable sistema hospitalario.
En América Latina un pequeño país como Costa Rica, es el de más baja tasa de mortalidad, y mayor porcentaje de recuperados según refieren los organismos internacionales. Al 30/4/20 tenía solo 6 casos de muertes. En la región están superando los 20.000, la mitad de ellos producidos en el Brasil. Tiene una política de salud pública de primer nivel que le permitió entre otros logros tener las tasas de mortalidad infantil, y maternal más bajas del continente. Cuenta con 29 hospitales, y equipos de atención médica temprana en cada barrio. Instaló sistemas de testeo gratuitos y muy accesibles. Identificó y siguió los casos de contagio. Generó suero con plasma de enfermos recuperados.


Un país grande y densamente poblado como Alemania, logró contener el virus, y está gradualmente saliendo de la etapa imprescindible de cierre de la economía. Con el liderazgo firme de Angela Merkel, cuya popularidad ha subido al máximo, ha reducido la tasa de contagio a 0.7%. La base explica la primer Ministro ha sido la “confianza” en la ciudadanía. Ella respondió activamente a los pedidos de aislamiento social, y las indicaciones para el cuidado.

Se realizaron 147.000 test diarios. Preventivamente ha establecido, un mecanismo de emergencia por el que, si alguna región superara las 50 infecciones diarias por 100.000 habitantes por 7 días, volvería a las restricciones hasta que la cifra baje a ese nivel.
Se ha llamado la atención sobre que, en varios de los países con mejores logros, las líderes han sido mujeres. Ellas son el 8% de los mandatarios mundiales, pero un porcentaje mucho mayor en los países exitosos ante la pandemia. Son conducidas por mujeres, Dinamarca, Finlandia, Nueva Zelanda, Noruega, Taiwán, Islandia, y Alemania. Se señala que ellas, han hecho intervenciones tempranas, han maximizado la transparencia, y han actuado con gran empatía. La población se sintió muy protegida. Un artículo en el Harvard Business Review refiere que con frecuencia se plantea que las mujeres líderes en altos cargos deben replicar a los hombres, y sugiere que debería ser al revés. Efectivamente, el caso de la pandemia muestra que los líderes masculinos deberían prestar atención a como se condujeron estas líderes ejemplares.

Parece útil en este gran drama mundial, aprender de los países exitosos, dar pleno lugar en las políticas aplicadas a la creación de confianza, y la empatía, y desde ya multiplicar todas las formas de solidaridad.


Bernardo Kliksberg es asesor de diversos organismos internacionales. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Fuente : Aurora Digital
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Vayyar - Foto: Vayyar

Como sucedió en toda la lucha contra el Coronavirus, fue (en este caso) el Ministerio de Defensa quien acercó a la Empresa de alta tecnología Vayyar a colaborar con el gobierno.
Vayyar , líder mundial en imágenes de radar 4D, anunció el 16 de abril del 2020 que el gobierno israelí está utilizando su tecnología de “sensores que salva vidas” para combatir la propagación de COVID-19. Los sensores inteligentes de Vayyar proporcionan monitoreo sin contacto, remoto y confidencial para detectar y monitorear signos vitales que pueden indicar síntomas de COVID-19 en etapa temprana. Los datos, incluidos el pulso, la variabilidad de la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria, se miden de forma remota, sin necesidad de tocarlos.


Los sensores inteligentes de Vayyar se pueden colocar en hogares, hospitales, fábricas, aeropuertos, transporte público, fronteras y más para proporcionar datos en tiempo real y, al minimizar la necesidad de contacto cara a cara, se reduce el riesgo de exposición para el personal médico y no médico. Vayyar está colaborando con MAFAT (Dirección de Investigación y Desarrollo de Defensa de Israel) y el Instituto Médico Naval de Israel. Los sensores de Vayyar se han instalado con éxito y supervisan al personal en tiempo real para ayudar a detectar los primeros signos del virus COVID-19. Por separado, el Equipo Nacional de Emergencia de Israel ha completado con éxito una prueba en la que dos sistemas fueron adaptados para que los sensores Vayyar analicen de forma remota los datos vitales de los pacientes.

Sensores inteligentes Vayyar - Foto Vayyar

“Durante esta pandemia mundial, estamos orgullosos de trabajar con los sistemas de salud y defensa para ayudar a controlar el brote de COVID-19, aplanar la curva y salvar las vidas de nuestros seres queridos”, dice Ofer Familier, Gerente General de Vayyar . “A medida que evolucionamos nuestras capacidades de monitoreo de síntomas, esperamos brindar tranquilidad de esta pequeña manera para suavizar las restricciones de distanciamiento social, hacer que las personas vuelvan a trabajar y ayudar a revivir la economía”.
Los sensores de Vayyar pueden funcionar en cualquier condición ambiental, sin verse afectados por la línea de visión, la iluminación o las condiciones climáticas, y dado que no utilizan cámaras, la privacidad personal siempre está protegida.
(Fuente: Vayyar)

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
En Venezuela toman la temperatura de una mujer en un puesto de control en el barrio marginal de Catia, Caracas. Foto: Reuters/Manaure Quintero

El coronavirus afecta a todo el género humano, pero en las actuales condiciones de vastos sectores de la población en pobreza y altas desigualdades, los pobres son mucho más vulnerables. Describiendo el contexto en el que se da, el Director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que es un mundo donde 3.500 millones de personas viven en condiciones miserables y sin acceso a servicios esenciales de salud. Por otra parte, el mundo es cada año más desigual. Según el Informe Social Mundial, en el 2019 las desigualdades crecieron en países que representan el 71% de la población mundial. Los 2.155 más ricos tenían el año pasado más que 4.600 millones de personas. Expresando el descontento social al respecto en una encuesta Gallup a 65.000 interrogados en 60 países, el 69% dijeron que las diferencias entre ricos y pobres en sus países “no eran juego limpio”.
Los altos niveles de desigualdad y pobreza llevan a que los pobres tengan mayores posibilidades de contraer la enfermedad en sus modalidades más agudas. Entre otros, su situación particular presenta los problemas que se sintetizan a continuación.
1. Según la OMS los que tienen condiciones de vulnerabilidad están más expuestos. La pobreza lleva a tasas más altas de obesidad, por la ingestión de alimentos “basura” repletos de grasas, azúcares y sal. Ella genera diabetes (como sucede en México, por ejemplo, con más de 80.000 muertes anuales por diabetes), enfermedades cardiovasculares, osteoartritis, y cánceres. En América Latina la actual dieta de fast food plenos en grasas ultrasaturadas, y el consumo en gran escala de bebidas gaseosas, han llevado a que el 58% de la población sea obesa o tenga sobrepeso.
Otra fuente importante de condiciones de enfermedad de los pobres, es el cigarrillo. Los porcentajes más altos de tabaquismo que debilita los pulmones, y lleva a todo orden de cánceres y otras enfermedades se hallan entre ellos.
También la polución, que causa más del 20% de las muertes mundiales, está sobrerrepresentada en los más pobres, que suelen vivir y trabajar en ambientes más polutos.
2. Según los estudios del Centro Chino para Control y Prevención de enfermedades, los que tienen condiciones de enfermedad crónica, presentan una probabilidad de mortalidad por coronavirus, 10 veces mayor que los demás.
3. Corroborando lo anterior, las investigaciones sobre epidemias de influenza, han mostrado que la pobreza y la desigualdad exacerban las tasas de transmisión, y mortalidad.
4. Las desigualdades restan a los pobres posibilidad de contar con lo más elemental, el derecho a días de licencia paga por enfermedad. En USA según el New York Times, entre los que trabajan en el 25% con más altos ingresos el 90% tienen licencias remuneradas por temas de salud. Eso sucede con el 47% de los que trabajan en el 25% de ingresos inferiores. Las desigualdades también influyen en la atención de la salud por las familias. Según una encuesta Gallup, 26% de los americanos difirieron la consulta médica porque no podían afrontarla. Uno de cada cuatro en la familia no hizo un test recomendado por el médico, y uno en cada seis no compró los medicamentos que le dieron por falta de recursos.
5. La OMS ha dictado guías muy prácticas y útiles para prevenir la enfermedad. Pero son difíciles de cumplir para los pobres. Se necesitan políticas públicas muy activas que las posibiliten.
6. La primera recomendación frente al virus es lavarse las manos con periodicidad con un jabón apropiado. Pero resulta que el 40% de la población mundial no tiene un lavabo con agua potable y jabón en su casa. Latinoamérica es un ejemplo típico. Tiene el 31% de las aguas limpias del planeta, pero es muy desigual en todo, incluso el acceso a agua potable. El Tribunal internacional del agua estima que hay en la región 77 millones de personas sin acceso a ella. En países como Perú, con buenas tasas de crecimiento, sin embargo 8 millones de personas no tienen agua potable. Deben comprarla. En las colinas desérticas limeñas cuesta 3 a 10 veces más que en las zonas bajas de Lima.
7. Se recomienda la mayor limpieza, e instalaciones sanitarias adecuadas. En la región hay 100 millones de personas sin saneamiento seguro, y 258 millones que evacuan sus desechos a través de letrinas y fosas sépticas. Todo ellos es fuente de enfermedad, y vulnerabilidad.
8. Se recomienda que los niños estén bien alimentados como un requisito básico de salud. Al cerrar masivamente las escuelas, política imprescindible para evitar el contagio, surge el desafío de cómo comerán los niños pobres de las escuelas públicas, que recibían en la mayoría de ellas buena parte de su alimentación.
9. Hay en América Latina 100 millones de personas que viven en viviendas precarias, en condiciones de hacinamiento. ¿Cómo pueden aplicar las recomendaciones de que haya distancia física entre las personas para bajar las probabilidades de contagio?.
10. El acceso a atención médica en América Latina y otras regiones es limitado. Mueren en el mundo 10.000 personas por día por falta de acceso a servicios de salud. Los países ricos tienen 2 a 10 camas de hospital cada 1.000 habitantes, los países pobres una cada 10.000. Los pobres tienen graves dificultades para tener un diagnóstico del virus, y ser atendidos.
11. El ascenso de la pauperización en América Latina en los últimos años multiplica los casos de pobreza vulnerable en todos los aspectos mencionados y otros. Según la CEPAL, la pobreza aumentó en 27 millones de personas en los últimos cinco años entre el 2014 y el 2019, y es ahora el 31% de la población. En el 2019, hubo más de 6 millones de pobres nuevos. La pobreza extrema creció significativamente y es el 11,5% de la población.
Se requiere en la región como en todo el orbe tener en cuenta especialmente en la lucha contra el virus las realidades de los pobres. Prestarles poca atención es antiético, pero además facilitará la propagación del contagio en la sociedad. Entre otros ejemplos, estudios en USA muestran que los estados que han implantado la obligatoriedad de la licencia paga por enfermedad, han reducido el impacto de las epidemias de influenza en un 40% respecto a los estados que no lo han hecho.
Se impone poner en marcha enérgicas políticas públicas afirmativas de protección de los desfavorecidos. Asimismo, en concertación con ellas iniciativas en gran escala de la responsabilidad social empresarial y de la sociedad civil. Maximizar la solidaridad debe ser una de las consignas principales de estos tiempos difíciles.

Fuente : Aurora Digital
Bernardo Kliksberg es consejero del Encuentro Mundial de Valores. Asesor de diversos organismos internacionales.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243