Septiembre 24, 2021
Benny Gantz Foto archivo: Departamento de Defensa de EE.UU. Lisa Ferdinando vía Flickr CC BY 2.0
Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están actualizando sus planes para atacar los sitios nucleares de Irán y están preparadas para actuar en forma independiente, expresó el ministro de Defensa, Benny Gantz, durante una entrevista ofrecida al canal estadounidense Fox News.
El establishment de defensa ha identificado numerosos blancos en Irán que dañarían su capacidad para desarrollar armas nucleares. El ministro explicó que los planes son actualizados permanentemente y no son finalizados hasta el momento en que se lleva a cabo el ataque.
“Hasta entonces, continuaremos diseñando [los planes], mejorándolos… hasta el nivel profesional más alto posible”, detalló
“Si el mundo los detiene antes, sería muy bueno. Pero si no lo hace, debemos ser independientes y defendernos nosotros mismo”, recalcó Gantz.
Gantz señaló que el grupo terrorista chií libanés Hezbollah, considerado como un peón de Irán, amenaza a Israel con cientos de miles de cohetes y misiles desde el territorio del Líbano.
El titular de Defensa le mostró al periodista un mapa clasificado con un banco de blancos en el que se destaca la presencia de numerosos misiles emplazados entre áreas civiles libanesas a lo largo de la frontera con Israel.
“Este es un mapa de blancos. Cada uno de ellos ha sido verificado legalmente, operacionalmente, con inteligencia y estamos listos para combatir”, apuntó Gantz.
“Todo está apuntando a blancos civiles [israelíes], y está siendo dirigido desde infraestructura civil [libanesa]”, advirtió.
Los actores en la región toman seguramente nota de las apreciaciones de Gantz. Israel ha emprendido dos veces ataques contra programa nucleares de sus enemigos: contra Irak en 1981 y Siria en 2007. La “doctrina Begin” atribuida al histórico primer ministro, Menachem Begin, sugiere que Israel no debe permitir que un estado enemigo adquiera armas nucleares.
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Benajmín Netanyahu habla ante la Asamblea General de la ONU Foto: GPO
Discurso completo del primer ministro, Benjamin Netanyahu, ante la ONU
“Sr. presidente, señoras y señores:
Oriente Medio no es precisamente conocido por producir buenas noticias y pocos esperaban que este año fuera diferente. Ustedes saben, la pandemia está devastando nuestra parte del mundo como en cualquier otro lugar.
Pero me complace informarles que este año puedo contarles las buenas noticias del Medio Oriente. De hecho, puedo informarles de dos buenas noticias.
A principios de este mes, en una ceremonia en la Casa Blanca organizada por el presidente Trump, Israel firmó acuerdos históricos con los Emiratos Árabes Unidos y el Reino de Bahréin.
Este fue el primer tratado de paz entre Israel y un país árabe en más de un cuarto de siglo. Y fue la primera vez que se firmaron acuerdos de paz entre Israel y dos países árabes el mismo día.
Estos nuevos acuerdos traerán a nuestros pueblos las bendiciones de la paz y los enormes beneficios que vienen con más comercio, más inversión, más comercio, transporte, turismo, mayor cooperación en tantas otras áreas.
Tampoco tengo ninguna duda de que más países árabes y musulmanes se unirán al círculo de la paz, pronto, muy pronto.
Esta buena noticia sobre la paz surgió debido a una clara ruptura con las estrategias fallidas del pasado.
Durante demasiado tiempo, los palestinos ejercieron un veto sobre la paz entre Israel y el mundo árabe en general.
Durante décadas, todo progreso se detuvo y fue rehén de demandas palestinas completamente irreales, tales como la demanda de que Israel se retirara a las líneas indefendibles de 1967 y pusiera su seguridad en manos de otros; o la exigencia de que Israel expulse a decenas de miles de judíos de sus hogares, cometiendo efectivamente una limpieza étnica; o la exigencia de que Israel absorba a millones de palestinos descendientes de refugiados de una guerra que los palestinos lanzaron contra Israel hace más de medio siglo.
Por supuesto, estas demandas, junto con muchas otras, carecen completamente de sentido para cualquier gobierno israelí responsable. Sin embargo, durante años, muchos en la comunidad internacional han tratado de apaciguar estas absurdas demandas palestinas y, como resultado, han perdido el tiempo para tratar de hacer avanzar una ilusión que no sucederá, en lugar de trabajar por una solución realista que podría suceder.
Afortunadamente, el presidente Trump eligió un camino diferente hacia la paz, un camino anclado en la realidad.
Reconoció a Jerusalén como la capital de Israel; reconoció la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán; y presentó un plan de paz realista que reconoce el derecho de Israel, aborda las necesidades de seguridad de Israel y proporciona a los palestinos un camino digno y realista hacia adelante si hacen la paz con Israel.
Los críticos argumentaron que cada uno de estos pasos del presidente Trump mataría las posibilidades de paz.
Bueno, estaban equivocados. Completamente equivocado.
Esos pasos hicieron avanzar la paz.
Ahora dos estados árabes han decidido hacer las paces con Israel, y seguirán más.
El círculo de paz en expansión no hará que un acuerdo entre Israel y los palestinos sea menos probable. Hará más probable la paz entre israelíes y palestinos.
Los líderes palestinos se darán cuenta cada vez más de que ya no tienen veto sobre la paz y el progreso en nuestra región y, con suerte, esos líderes finalmente decidirán hacer la paz con el Estado judío.
Y cuando eso suceda, Israel estará listo.
Estaré listo y dispuesto a negociar sobre la base del plan de Trump para poner fin a nuestro conflicto con los palestinos de una vez por todas.
Israel y los estados de todo el mundo árabe no solo están unidos para promover la paz. Estamos unidos para enfrentar al mayor enemigo de la paz en el Medio Oriente: Irán.
Irán ataca repetidamente y sin sentido a sus vecinos, y sus representantes terroristas están directamente involucrados en la violencia en todo el Medio Oriente, incluso en Irak, Siria, Yemen, Gaza y, por supuesto, Líbano.
Todos vimos la terrible explosión en el puerto de Beirut el mes pasado. La explosión ocurrió aquí. Este es el puerto de Beirut.

Foto GPO vía Twitter
Doscientas personas murieron, miles de personas resultaron heridas y un cuarto de millón de personas se quedaron sin hogar.
Ahora, aquí es donde podría tener lugar la próxima explosión. Aquí mismo. Este es el barrio de Beirut de Janah. Está justo al lado del aeropuerto internacional. Y aquí, Hezbollah mantiene un depósito de armas secreto. Este depósito secreto de armas, aquí mismo, es adyacente, a un metro de distancia, de una compañía de gas. Estas son garrafas (bombones) de gas. Aquí mismo. Está a unos metros de la compañía de gas. Está a cincuenta metros de la compañía de gas. Aquí hay más camiones de gas. Y está incrustado en viviendas civiles aquí, viviendas civiles aquí. Para los residentes del barrio de Janah, estas son las coordenadas reales.

Fábrica de misiles de Hezbollah Foto: GPO vía Twitter
Así que quiero mostrarle la entrada a la fábrica de misiles de Hezbollah. Porque eso es lo que es. Está justo aquí. Esta es la compañía de gas y este es el depósito de explosivos de misiles.
Fábrica de misiles de Hezbollah Foto: GPO vía Twitter
Le digo a la gente de Janah, tienen que actuar ahora. Tienen que protestar por esto. Porque si esta cosa explota, será otra tragedia.
Le digo al pueblo del Líbano: Israel no quiere hacerles daño.
Pero Irán lo quiere.
Irán y Hezbollah les han puesto deliberadamente a ustedes y a tus familias en grave peligro.
Y lo que ustedes deben dejar claro es que lo que han hecho es inaceptable. Deberían decirles que derriben estos depósitos.
Hace apenas unos días, uno de estos depósitos explotó en Ain Qana, en el sur del Líbano.
Y es por eso que la comunidad internacional debe insistir en que Hezbollah deje de utilizar el Líbano y los civiles libaneses como escudos humanos.
Todos debemos enfrentar a Irán, y el presidente Trump merece elogios por hacer exactamente eso.
En primer lugar, felicito al presidente Trump por retirarse del defectuoso acuerdo nuclear con Irán.
En 2015, me quedé solo frente a los líderes mundiales al oponerme al vergonzoso acuerdo nuclear que se hizo con Irán. Me opuse porque el acuerdo nuclear no bloqueó el camino de Irán hacia la bomba, en realidad allanó el camino hacia ella. Me opuse porque las restricciones del acuerdo sobre el programa nuclear de Irán eran solo temporales y no estaban vinculadas de ninguna manera al cambio de comportamiento de Irán.
Ahora, Irán ha violado incluso esas restricciones temporales.
Debido a estas violaciones, Irán tendrá suficiente uranio enriquecido en unos meses para dos bombas nucleares.
E Irán ha estado trabajando en una nueva generación de centrifugadoras, se llama IR9, que multiplicará por cincuenta la capacidad de enriquecimiento de Irán.
No hay duda de que Irán busca armas nucleares.
Lo que alguna vez fue un archivo nuclear secreto, que los agentes de Israel obtuvieron del corazón de Teherán, lo demuestra más allá de toda duda.
En el período previo al acuerdo nuclear, se le dijo a Israel, especialmente por parte de nuestros amigos europeos, que cualquier violación iraní sería recibida con una respuesta rápida y severa.
Pero frente a las descaradas violaciones de Irán, frente a las pruebas irrefutables del archivo nuclear, el Consejo de Seguridad no ha hecho, bueno, absolutamente nada.
Y comprometido con el fallido acuerdo nuclear, el Consejo de Seguridad también se niega a ver lo que era obvio para cualquiera que entienda algo sobre Oriente Medio.
En lugar de frenar la agresión de Irán, el acuerdo nuclear lo alimentó y financió.
Hace cinco años, al eliminar las sanciones contra Irán, las principales potencias del mundo abrieron la puerta de la jaula de un tigre y luego simplemente esperaron lo mejor.
Pero en cambio, exactamente como advertí hace cinco años, los que vivimos en el Medio Oriente estamos sufriendo las consecuencias de ese acuerdo irresponsable. Un Irán más rico y envalentonado usó los miles de millones que fluyeron a sus arcas para impulsar su campaña de carnicería y conquista en toda la región.
Afortunadamente, el presidente Trump reconoció el desastroso acuerdo nuclear por lo que era y actuó.
Restauró las sanciones estadounidenses, obligó a los países a elegir entre hacer negocios con Estados Unidos o hacer negocios con Irán, y eliminó al terrorista más peligroso del mundo, Qassem Suleimani.
Y el mes pasado, cuando el Consejo de Seguridad se negó a extender un embargo de armas a Irán, Estados Unidos reactivó las sanciones.
Mientras el Consejo de Seguridad está dividido, en la región estamos unidos.
Tanto los árabes como los israelíes están instando juntos a tomar medidas duras contra Irán. Y cuando árabes e israelíes están de acuerdo, los demás deberían prestar atención.
Israel hace un llamado a todos los miembros del Consejo de Seguridad, apoyen a los Estados Unidos contra la agresión de Irán, apóyenlo en insistir en que Irán ponga fin a su programa de armas nucleares de una vez por todas, apoyen a los Estados Unidos al enfrentar el mayor peligro para la paz en nuestro región.
Y si lo hacen, estoy seguro de que en los próximos años podremos celebrar más buenas noticias de Oriente Medio.
Buenas noticias para Israel.
Buenas noticias para nuestros vecinos árabes.
Y buenas noticias para el mundo para todos aquellos que buscan la paz, la seguridad y la prosperidad ".

Saeed Khatibzadeh Foto Tasnim News Agency CC BY 4.0
El Ministerio de Exteriores de Irán acusó este jueves a Arabia Saudita de "distorsionar" la realidad para no rendir cuentas por sus crímenes y de cometer "errores de cálculo que han impuesto un alto precio a la región".
Así respondió Irán al discurso del rey saudita, Salman Bin Abdulaziz, en la Asamblea General de la ONU, en el que abogó por "una posición internacional firme ante el intento del régimen iraní de hacerse con armas de destrucción masiva, interferir en los asuntos internos de otros países y patrocinar el terrorismo".
El portavoz de Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, rechazó estas acusaciones del rey saudita como "infundadas" y rebatió que es Riad quien aplica "una política de juego de culpas para distorsionar la realidad y no rendir cuentas por sus crímenes".
Khatibzadeh denunció en un comunicado que Arabia Saudita es "la base y el lugar de nacimiento de las ideologías de los grupos terroristas takfiri (extremistas suníes) y el principal apoyo financiero y logístico del terrorismo en la región".
"El apoyo del régimen saudita a la política fallida de Estados Unidos de 'máxima presión' contra Irán y sus intentos de ampliar las relaciones con el régimen sionista usurpador de Israel (...) no solo no han logrado producir ningún resultado para Arabia Saudita sino que la han convertido en una criatura humillada entre los países árabes", subrayó.
Sobre el conflicto en el Yemen, en el que Riad y Teherán respaldan a bandos opuestos, el portavoz criticó que las palabras del rey saudita son "delirantes" y una forma de "eludir la responsabilidad por los crímenes de guerra que ha cometido contra las mujeres y los niños yemeníes".
Bin Abdulaziz acusó en su discurso de ayer a Teherán de apoyar "el golpe de estado" contra el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi con su respaldo al grupo rebelde de los hutíes.
El portavoz de Exteriores iraní defendió que la política de su país es impulsar "el diálogo en la región" y promocionar las relaciones con todos los países vecinos".
Arabia Saudita e Irán, las potencias suní y chií que compiten por tener una mayor influencia en Oriente Medio, se responsabilizan con frecuencia de ser el origen de las crisis en la región y de patrocinar el terrorismo. EFE

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243