Abiy Ahmed Ali

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, que es un ferviente cristiano evangélico, es el ganador del Premio Nobel de la Paz de 2019. El comité de premios anunció en Noruega el nombre del ganador.
El político superó a otros favoritos para el premio de este año, incluido el líder indígena brasileño Raoni Metuktire y la activista sueca Greta Thunberg.
El Premio Nobel de la Paz ganado por Abiy Ahmed fue por su trabajo para lograr la paz en el conflicto entre Etiopía y la vecina Eritrea. Los dos países libraron una guerra fronteriza entre 1998 y 2000. Restauraron las relaciones en julio de 2018 después de años de hostilidad.
"Cuando Abiy Ahmed se convirtió en primer ministro en abril de 2018, dejó en claro que quería reanudar el ritmo de las negociaciones con Eritrea. En estrecha cooperación con el presidente de Eritrea, Abiy Ahmed redactó rápidamente los principios para un acuerdo de paz que acabasen con el conflicto entre los dos países", dice un comunicado de la organización Nobel.
La oficina del primer ministro dijo que el premio y el reconocimiento "son una victoria colectiva para todos los etíopes y un llamado a fortalecer nuestra determinación de hacer de Etiopía, el nuevo horizonte de esperanza, una nación próspera para todos".
Responsable del anuncio, la presidenta del Comité Nobel noruego, Berit Reiss-Andersen, también señaló que el premio desea "expresar su agradecimiento a todos los actores que trabajan por la paz y la reconciliación en Etiopía y las regiones de África oriental y nororiental".
El Nobel también mencionó el trabajo del presidente eritreo Issaias Afworki. "La paz no solo se logra a través de las acciones de una persona. Cuando el primer ministro Abiy Ahmed se acercó, el presidente Afwerki aceptó y ayudó a dar forma al proceso de paz entre los dos países", dijo el comité.
Abiy Ahmed, de 43 años de edad, es el jefe de gobierno más joven de África y es un cristiano evangélico pentecostal de la Iglesia de Creyentes del Evangelio Completo.
Desde que asumió el cargo en abril de 2018 tras la renuncia de Hailemariam Desalegn después de tres años de disturbios en las calles, Abiy Ahmed ha anunciado una serie de reformas con la promesa de reubicar el país de unos 100 millones de habitantes. El logro histórico de Abiy Ahmed hasta la fecha es asegurar la paz con la vecina Eritrea.
Lo que queda por ver es si Abiy Ahmed, quien se unió al ejército etíope cuando era adolescente y se unió a la coalición gobernante en las últimas dos décadas, puede remodelar Etiopía y abrirla al mundo desde el sistema actual.

Leer más