Julio 09, 2020
Foto: REUTERS / Ammar Awad
El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), general de brigada Ronen Manelis, precisó que el cohete que hoy, lunes, por la mañana, fue disparado contra el moshav (aldea cooperativa) Mishmeret en el centro de Israel, partió desde la zona de Rafah en el sur de la Franja de Gaza, y tiene un alcance de 120 kilómetros. Según las FDI se trata de un cohete fabricado localmente por el propio grupo terrorista islámico Hamás, que controla la Franja. “El disparo fue hecho por Hamás y desde una posición de Hamás. Nosotros consideramos a Hamás responsable por todo lo que sucede en Gaza”.
A raíz del lanzamiento del cohete las FDI movilizaron dos brigadas, una de infantería y otra de blindados, que estaban concluyendo unos ejercicios militares que debieron suspenderse debido al aumento de las tensiones. Las dos brigadas constituyen una fuerza adicional de mil combatientes para la División Gaza del ejército israelí.
Ademá, las FDI enrolaron soldados reservistas de Inteligencia y de las baterías antiaérea Cúpula de Hierro.
El cohete hizo impacto directo en una vivienda de la comunidad de Mishmeret, pero otras treinta casas de la localidad resultaron dañadas por la onda expansiva.





Fuentes palestinas señalaron que los cabecillas de Hamás dijeron a oficiales de seguridad egipcios que el ataque al norte de Tel Aviv había sido un “accidente”. Según los reportes, los cabecillas de Hamás le están diciendo a los mediadores egipcios en un aparente mensaje a Israel, que iniciarán una investigación del ataque e insisten que no dieron la orden.
Sin embargo, esta vez los oficiales israelíes creen que el grupo terrorista islámico ordenó el ataque – tras el disparo similar de dos cohetes dirigidos contra Tel Aviv la semana pasada- para probar la respuesta israelí durante la campaña electoral para los comicios del 9 de abril.
Tres de los miembros de la familia herida en el ataque de Hamás permanecen hospitalizados.
Un bebé de seis meses siguió anoche en observación en el Hospital Meir de Kfar Saba, pero se encuentra estable y en buen estado.
Una niña de doce años, herida en el ataque palestino, fue trasladada a la sala de traumatología del Hospital Meir para una operación quirúrgica en una pierna para quitarle aparentemente una esquirla incrustada.
Una mujer de 60 años está internada en el Hospital Beilinson de Petaj Tikva con heridas de esquirlas y debido a la onda expansiva. Se encuentra estable una la sala de traumatología del nosocomio. El resto de los heridos ya fue dado de alta.
Foto de archivo: REUTERS / Amir Cohen
Las alarmas antiaéreas sonaron repetidas veces en la noche de este lunes en el sur de Israel por el lanzamiento de decenas de cohetes desde Gaza.
Varias andanadas de cohetes fueron disparadas desde Gaza hacia los pueblos israelíes en el sur de Israel y reportes iniciales indican que varias decenas de cohetes fueron disparadas.
Se reportó que al menos un cohete impactó en una casa en la ciudad israelí de Sderot en el sur de Israel.
El sistema de defensa antimisiles, Cúpula de Hierro, fue activado para interceptar cohetes disparados desde Gaza.
En su cuenta oficial de Twitter, el portavoz militar israelí confirmó: "Hamas acaba de disparar cohetes contra civiles israelíes viviendo en pueblos cerca de la Franja de Gaza". Al mismo tiempo destacaron que "la agresión de Hamas continúa" y que "el Hamas ve a todo Israel como su objetivo".
El lanzamiento de cohetes se produce después de que en la mañana, terroristas palestinos dispararan desde Gaza un cohete que impactó en una casa en el sur de Israel.
En respuesta al cohete, el ejército de Israel lanzó una ofensiva contra objetivos del movimiento terrorista Hamas en Gaza. Entre otros objetivos, destruyeron un cuartel secreto del Hamas en la localidad de Sabra y bombardearon la oficina del Servicio de Seguridad Interna de la organización terrorista en Rimal.
Tras la respuesta israelí, el portavoz del Hamas advirtió que "Israel se equivocó al exagerar respecto al lanzamiento de un cohete desde la Franja de Gaza. La resistencia hará que Israel pague el precio por sus acciones".
Benjamín Netanyahu con los líderes de los consejos regionales cercanos a Gaza Foto: Haim Zach GPO
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, comprometió unos 135 millones de dólares para las comunidades cercanas a la franja afectadas por el lanzamiento de cohetes desde Gaza, cuyos residentes han criticado la aceptación de la tregua, informó su oficina.
El jefe de Gobierno mantuvo ayer una reunión con los responsables políticos de los consejos regionales, el ministro de Finanzas Moshe Kahlon y el jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, y anunciaron un programa anual para reforzar las infraestructuras de emergencia, prestaciones sociales y de seguridad, entre otros.
La inversión incluye subsidios para guarderías infantiles y un incremento de las cuotas agrícolas, como la producción de huevos y leche, que será presentada para la aprobación del Gobierno en las próximas semanas.
Al tiempo que se mantuvo esta reunión, cientos de residentes de las áreas adyacentes a la franja protestaron en Tel Aviv contra el alto el fuego alcanzado el martes que puso fin a la mayor escalada de violencia entre los grupos terroristas palestinos e Israel desde 2014.
Los residentes consideran que la acción de Israel fue “débil” ante el lanzamiento de más de 460 cohetes y morteros desde la franja que la aviación y los tanques israelíes respondieron con bombardeos contra 160 objetivos terroristas en el enclave costero.
La escalada se inició el domingo cuando fue descubierta una operación de las fuerzas especiales israelíes en Gaza y se produjo un intercambio de fuego, a lo que siguió el lunes el disparo de proyectiles contra las comunidades israelíes y los bombardeos de Israel de represalia que han dejado 14 terroristas palestinos abatidos y un soldado israelí muerto en la franja y un civil palestino fallecido en Israel.
La tregua mediada por Egipto, con apoyo de la ONU, para contener la violencia ha motivado la dimisión del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, que demandó una operación a gran escala en Gaza contra la organización terrorista islámica, Hamás.
El ministro de Educación y líder del partido religioso nacional, Habait Haiehudí (Hogar Judío), Naftali Bennett, ha pedido la cartera de Defensa a cambio de mantener su apoyo a la coalición gubernamental, lo que ha aumentado las posibilidades de un adelanto electoral.
Según la radio estatal Kan, Netanyahu y Bennett se reunirán hoy parar tratar el asunto después de que varios miembros del Ejecutivo hayan solicitado también adelantar las elecciones de noviembre, previsiblemente para marzo o mayo. EFE y Aurora
Foto: Haim Zach / GPO

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, anunció hoy su renuncia al cargo tras el cese al fuego acordado con el movimiento terrorista Hamás y las demás facciones palestinas.
“Anuncio mi renuncia al cargo de ministro de Defensa del Estado de Israel”, dijo Liberman. “Para mí, lo que ocurrió ayer con el cese al fuego y todo el proceso con el Hamás es simplemente rendirse al terrorismo”, explicó el líder del partido Israel Beitenu, después de que el movimiento terrorista Hamás disparara más de 400 cohetes a Israel en apenas horas.
“Estamos comprando calma en el corto plazo pero pagando un alto precio en el largo plazo. No es un secreto que habían grandes discusiones y diferencia de posturas con el primer ministro Netanyahu”, aclaró Liberman.
Entre los temas en los que habían diferencias con el mandatario israelí, el líder de Israel Beitenu dijo que no estuvo de acuerdo en la transferencia de 15 millones de dólares en efectivo al Hamás la semana pasada ni con la posición del gobierno frente a la evacuación del asentamiento beduino ilegal Khan al-Akhmar.
El ministro había convocado a una reunión especial de su partido, Israel Beitenu, para anunciarles su decisión. “Si hubiera seguido en este cargo, no podría ver a los ojos a los residentes del sur que sufren del terrorismo del Hamás”, dijo Liberman.
Con la renuncia de Liberman, dos años y medio después de asumir su cargo, se abre la posibilidad de que el gobierno israelí se disuelva y se convoque a nuevas elecciones. El propio líder de Israel Beitenu dijo en su rueda de prensa que “habría que convocar a elecciones lo más rápido posible”.
Sin embargo un oficial del Likud, el partido de Benjamín Netanyahu, dijo que “no hay por qué ir a elecciones en una época tan delicada en la seguridad del país” y dijo que por el momento Netanyahu asumiría el cargo. En paralelo se especuló con la posibilidad de que Naftali Bennett, líder del partido Habait Hayehudí, exija recibir la cartera de defensa como condición para continuar en el gobierno.
Anoche, después de que el gabinete israelí se reuniera por más de 6 horas, un escueto comunicado indicaba que habían ordenado al ejército israelí “tomar medidas según sea necesario”. Varios miembros del gabinete declararon que de forma unánime se había decidido aceptar un cese al fuego, basados en las explicaciones recibidas por las Fuerzas de Defensa de Israel.
Sin embargo minutos después, la oficina del ministro Liberman negó las publicaciones. Más tarde se publicó que también los ministros Bennett, Shaked y Elkin se habrían opuesto al acuerdo.
Foto: Twitter - Quds
Tras el anuncio de un cese al fuego entre Israel y las facciones palestinas, los residentes del sur del país mostraron su decepción por el acuerdo.
En la ciudad de Sderot, decenas de personas salieron a manifestarse en la entrada de la ciudad en contra del cese al fuego. Según afirman varios residentes en el lugar, consideran que el gobierno cedió ante la violencia y el terrorismo del Hamás y creen que Israel no respondió de manera suficiente ante los ataques. Los residentes creen que ahora la próxima escalada de violencia es solo una cuestión de tiempo.
En paralelo, decenas de palestinos salieron a las calles en Gaza e incluso repartieron caramelos. Algunos de los residentes de la franja consideran que fue una “victoria de la resistencia”. Durante las celebraciones el portavoz del Hamás, Ismail Radoán, afirmó que “si atacan Gaza y a nuestro pueblo los misiles del Hamás los harán temblar en todo lugar – Haifa, Yafo, Ashkelón y Ashdod”.
El líder del partido de oposición Yesh Atid, Yair Lapid, afirmó que “el Hamás culmina la escalada cuando quiere. Netanyahu reunió al gabinete por siete horas y al final decidieron dejar abandonados a los residentes del sur”.
El gabinete del gobierno israelí estuvo reunido por más de 6 horas y, al final del encuentro, comunicaron que dieron la instrucción al ejército de “seguir con las medidas según sea necesario”. Los ministros y oficiales del ejército presentes en la reunión insistieron en la intención de detener la ola de violencia en la región, intentando no entrar a un nuevo operativo militar de gran escala en Gaza.
En un principio se anunció que el gabinete aprobó de forma unánime el cese al fuego, aunque luego la oficina del ministro de Seguridad Liberman negó los reportes. Una persona involucrada en la reunión dijo que 4 ministros israelíes (Liberman, Ayelet Shaked, Zeev Elkin y Naftali Bennett) se opusieron al cese al fuego.
El ejército israelí publicó una nueva actualización sobre los números de la reciente escalada de violencia: 460 cohetes habrían sido disparados hacia Israel por las organizaciones terroristas. Más de 100 cohetes fueron interceptados por el sistema Cúpula de Hierro. Asimismo aseguraron que el ejército israelí atacó 160 objetivos terroristas del Hamás y la Jihad Islámica.

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243