Febrero 23, 2019

Selfies labore, leggings cupidatat sunt taxidermy umami fanny pack typewriter hoodie art party voluptate. Listicle meditation paleo, drinking vinegar sint direct trade.

Acaba de cantar el argentino Diego Torres cuando un joven mexicano, vestido de camisa blanca y jeans se ubicó detrás de un atril en el centro del escenario del Venezuela Aid Live. Daniel Habif se subió a la tarima con decisión y dejó sus papeles en lo que minutos después se transformó en un verdadero púlpito, porque desde allí su "prédica" emocionó a los cientos de miles de personas que asistieron al concierto solidario.
Sorprendió, porque este mexicano logró lo que nadie hasta ese momento había conseguido: un silencio absoluto, ovaciones, aplausos, gritos de aprobación y muchas lágrimas.
"Usted, Nicolás, se pudrió antes de madurar", dijo y el público estalló. "Gracias porque hay que ser muy valientes para sonreír cuando estamos quebrados por dentro", agregó emocionado… sorprendido por la recepción de su mensaje.
Habif es un conferencista mexicano, uno de los más jóvenes y mejores speakers motivacionales de Latinoamérica. Hoy hizo llorar al público con un inspirado discurso de esperanza para los más oprimidos por el régimen chavista.
"Señor Nicolás recuerde bien este día porque serán sus propios aliados que le morderán los tobillos", auguró mientras la multitud lloraba, asentía o miraba al cielo como buscando que esas palabras -ya hechas propias- sean escuchadas.


Victor Villasante Pacífico Comunicaciones
Benjamín y Sara Netanyahu en el lanzamiento Foto: Kobi Gideon vía Facebook
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, celebró el exitoso lanzamiento al espacio del módulo no tripulado "Bereshit" desde EE.UU. para cumplir una histórica misión en la Luna, que valoró como "un momento de gran orgullo" y lo consideró "un gran paso para Israel" y su tecnología.
El jefe de Gobierno y su esposa, Sara Netanyahu, presenciaron esta madrugada por televisión el lanzamiento de la primera cápsula lunar desde Yahud (Israel), en una sala de control de la sede de la Industria Aeroespacial Israelí (IAI), el grupo estatal encargado del proyecto junto a la entidad privada y sin fines de lucro SpaceIL.
Tras el lanzamiento, que desde Yahud también contemplaron medio millar de ingenieros y los miembros de sus familias, Netanyahu consideró que "el verdadero combustible de esta nave espacial es la audacia y el ingenio israelí", y añadió que pese al "pequeño tamaño" de Israel, los logros de su gente son "gigantes".
La misión constituye la primera de la historia que intentará llegar a la Luna sufragada enteramente por donaciones privadas y dedicada a fines educativos.

El "Bereshit" (Génesis, en hebreo), un módulo que pesa 585 kilos, mide unos 1,5 metros y ha costado 100 millones de dólares (88,1 millones de euros), fue lanzado al espacio por un cohete Falcon 9 de la empresa Space X desde Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), y si todo sale como está programado, se posará en la Luna el próximo 11 de abril.
La nave no tripulada girará alrededor de la Tierra durante siete semanas hasta alcanzar la velocidad necesaria para su encuentro con el satélite.
Una vez en la superficie lunar, "Bereshit" medirá el campo magnético del satélite, enviará de manera simultánea imágenes y vídeos, al estar equipado con cámaras, sensores magnéticos y transmisores que enviarán la información a la Tierra.
Además, lleva una cápsula del tiempo con archivos digitales del tamaño de una moneda, una Torá (Pentateuco, los primeros cinco libros de la Biblia), dibujos hechos por escolares israelíes, una copia del himno nacional y una bandera de Israel, así como literatura, fotos y canciones israelíes.
SpaceIL fue la única empresa israelí en participar en el concurso de Google Lunar XPRIZE Competition, que fue convocado en 2015 con un premio de 30 millones de dólares (26,4 millones de euros) y proponía llevar a la Luna un vehículo espacial no pilotado por humanos con iniciativa privada.
Google decidió cancelar el concurso en marzo de 2018, pero SpaceIL junto con la IAI continuaron con el proyecto tras reunir los cien millones de dólares necesarios.
Si "Bereshit" llega a la Luna, Israel se convertirá en el cuarto país del mundo tras EE.UU., la URSS (hoy Rusia) y China que consigue llevar a una aeronave hasta la superficie lunar. EFE



Victor Villasante Pacífico Comunicaciones
Desde 1989, la estación científica del Perú en el continente blanco ayuda a la investigación. Existen planes de mejorar esta infraestructura
La base antártica Machu Picchu está hoy regentada por la Compañía de Operaciones Antárticas del Ejército nacional. A la espalda se encuentra el glaciar Znosko.
Dieciséis expedicionarios peruanos zarparon en el verano de 1988 desde el puerto del Callao, a bordo del buque Humboltd, en busca del lugar ideal para instalar la base antártica nacional. Después de dos semanas de navegación llegaron hasta la ensenada Mackellar de la isla Rey Jorge, en el continente blanco.
Al año siguiente, en la segunda expedición peruana, se instaló el primer módulo de nuestra estación Machu Picchu en una zona de la ensenada Mackellar denominada Punta Crepín. Después de un mes viviendo en 18 carpas y soportando vientos de hasta 70 km/h, la obra fue inaugurada el 26 de febrero de 1989.
Contando ya con una base científica, el Perú adquirió el derecho de tener voz y voto en las reuniones anuales del sistema del Tratado Antártico. Dicho acuerdo internacional, que data de 1959, declaró a este continente – que conserva el 80% de las reservas de agua dulce del planeta– como un ambiente para la paz y la investigación científica.
Siguió creciendo La base ha sido ampliada en todo este tiempo. De un módulo pasó a tener cinco. En el principal están las habitaciones, el comedor y los espacios de recreación y estudio. Hay un módulo anexo usado como laboratorio. Estos espacios tienen calefacción y acceso a servicios básicos. El agua para la higiene personal y los baños se captan del subsuelo y se traslada por tuberías que deben repararse cuando se congelan. Los desagües son tratados en un pozo séptico.
Los otros módulos son para el generador de energía, y para labores de soldadura, gasfitería y carpintería. Se tiene también un refugio que queda abierto todo el año en caso de que alguna persona en problemas necesite alimento y un lugar donde alojarse.
Este año se logró instalar el servicio satelital, otorgándole Internet a la base. Esta ha sido la primera vez que militares y expedicionarios han logrado contactarse por videollamada con sus familiares.
El jefe de la estación Machu Picchu, el mayor EP Dany Maquera Vizcarra, dice que esta señal le ha sido muy útil al Ejército para monitorear con coordenadas GPS y por Google Earth a los investigadores que se desplazan por los glaciares o en el mar de la ensenada Mackellar.
Las investigaciones En esta XXVI Campaña Científica del Perú en la Antártida participaron varias instituciones. Por ejemplo, la Autoridad Nacional del Agua, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, el Instituto Nacional de Glaciares y Montañas, el Instituto Geográfico Nacional y el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico han hecho distintos estudios en el glaciar Znosko.
La Universidad Científica del Sur, el Instituto del Mar del Perú y la Universidad Femenina del Sangrado Corazón han estudiado los recursos marinos de la ensenada Mackellar. Para estos trabajos se tomaron muestras de agua, del fondo marino, de algas y se practicó buceo científico.
Sandra Herrera, del Ministerio de Relaciones Exteriores, afirmó que todos los estudios proyectados se concluyeron, salvo algunas mediciones muy puntuales por asuntos climáticos. Los investigadores deberán presentar sus resultados en tanto vayan concluyendo los análisis de laboratorio a lo largo de este año.
Una nueva base A pesar de que la base Machu Picchu tiene la capacidad para alojar a los miembros de cada misión antártica, necesita mejoras, considera el jefe de esta última campaña científica peruana, el coronel del Ejército Ulises Cabanillas.
“Hay sistemas que impiden que las tuberías de agua se congelen y sería bueno que el módulo principal de la base esté conectado al módulo de generación eléctrica. Si en una noche con mal tiempo hay problemas, tenemos que salir a hacer reparaciones y eso es peligroso”, comentó el oficial, quien cumple su cuarta expedición en este continente.
Maquera considera que, además de hacer cambios en la infraestructura, se deben modernizar los sistemas de comunicación.
Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, hay planes a largo plazo para mejorar las instalaciones de la base. Se busca incrementa la capacidad de alojamiento de los científicos y ampliar los laboratorios.
En estos días, militares y científicos trasladan sus equipos y muestras al BAP Carrasco para iniciar el retorno a Lima. El buque peruano los trasladará hasta la base chilena Frei y de ahí un avión los llevará a Punta Arenas (Chile). La base Machu Picchu fue cerrada el último domingo luego de realizar algunas arengas por el fin de la misión.
Antártida: conoce el gran iceberg que el BAP Carrasco tuvo que rodear en su misión | FOTOS
El buque peruano navegó cerca del témpano de 30 kilómetros de largo mientras desarrolla trabajos científicos en el estrecho de Bransfield.










La aventura de ir y volver hasta el fin del mundo | GALERÍA
Durante los más de 30 años de presencia peruana en la Antártida, El Comercio ha estado en muchas de las expediciones. Este año hemos vuelto al Polo Sur























Óscar Paz Campuzano 20.02.2019 / 11:42 am Diario El Comercio

Victor Villasante Pacifico Comunicaciones
Página 1 de 47

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243